Una historia de horror en Umán: los cadáveres insepultos del PRI

¿De verdad las mejores cartas del partido tricolor umanense son muertos políticos, ratas viejas y ex alcaldes tranzas?

Por Daniela C. Canul

El PRI de Umán no se cansa de enseñar que sus mejores cartas son personas que no vale la pena ni siquiera mencionar. Toros famélicos y ratas viejas, son el repertorio priista que se presenta a los habitantes de la ciudad, entre estos esperpentos políticos está un ex alcalde que, según él, la gente ha olvidado las tranzas que hizo cuando estuvo en el poder.

Tres años de una administración donde las tranzas fueron notorias y visibles y que, casi casi, se iguala en corrupción e ineptitud a la actual, que preside Ruz Guzmán. De hecho, es vox populi en todo Umán que el periodo en el que presidió William Quintal fue un negocio redondo para él y sus familiares: él convirtió la cuenta pública en una chequera personal y privada para favorecer a su familia. Además de varios desfalcos de varios milloncitos de pesos. ¿Aun así pretende ser candidato de nuevo a la alcaldía?

La pregunta anterior no puede ser cerrada, ya que también en este encuentro de alcantarilla, que Wilberth Paredes Montero presume en Facebook, se observa a gente que se ha aprovechado de puestos públicos para lucro personal, ¿te acuerdas “Chaiquis”? Es importante recalcar que esta amiga… ¡perdón! …amigo, era panista de hueso colorado, pero como nunca le dieron su ración los blanquiazules, está buscándole a como dé lugar en el partido que sea sea. Negocios, son negocios.

Quizá porque ya se acerca la temporada de muertos, es que estas almas en pena del PRI aparecen en esta fotografía. “Vendrán cosas peores” dirían por ahí, pero al ver a estos, como posibles candidatos a la alcaldía del PRI para la próxima contienda electoral, no podemos esperar más que peores situaciones. Lo único que deseo es que estos difuntos políticos coman su pib, y se vayan sin causar más daño.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *