Sólo en 4 zonas arqueológicas de Yucatán aumentó el costo de ingreso

En este año, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) optó por disminuir el costo al acceso a siete zonas arqueológicas abiertas al público de Yucatán, mientras que en otros cuatro sitios, el precio de mantuvo igual con respecto a 2018.

Por ende, solo en cuatro ciudades precolombinas se registró el aumento anual al costo por el acceso a estos museos al aire libre, el cual varió de cinco a 18 pesos.

El delegado del INAH-Yucatán, Eduardo López Calzada, expresó que las alzas en las entradas se dan anualmente, con base a la Ley Federal de Derechos, y en el Estado se aplica en 15 de los 17 sitios, pues en los dos restantes, el paso es libre.

Remarcó que el incremento es mínimo, pues se busca que todas las personas tengan la oportunidad de que ingresen a estas urbes prehispánicas.

“No en todas se cobra lo mismo y es diferenciado en relación a la priorización de zonas arqueológicas de tarifa alta y de la más económica”, acotó.

La entrada general para Chichén Itzá y Uxmal es de 80 pesos, para este año, por lo que el INAH cobra cinco pesos más con respecto al año anterior, respectivamente.

En Dzibilchaltún, la tarifa varió en 10 pesos, por lo que ahora se cobra 75, y en Xcambó se registró el mayor incremento, de 18 pesos, por lo que el visitante pagará ahora 75

La tarifa no varió en Ek’Balam, cuyo costo es de 75 pesos, lo mismo ocurrió en Acanceh, Aké y Mayapán, cuya cuota se mantuvo en 45 pesos, cada uno.

Mientras que en siete sitios, el costo disminuyó en cinco pesos, por lo que para ingresar a Balamcanché, Chacmultún, Kabah, Labná, Loltún, Oxkintok y Sayil sólo se tendrá que pagar 55 pesos por persona, respectivamente.

Incluso, el INAH también determinó que se mantiene gratuito el ingreso para Izamal e Xlapac.

Cabe destacar que adicionalmente, en seis zonas arqueológicas, el Gobierno del Estado le cobra al visitante una admisión por el uso del parador turístico, el cual también varía de acuerdo con el sitio y la nacionalidad del turista.

La cifra más alta se registra en Chichén, ya que la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán cobra en este año una admisión general de 406 pesos, y para los mexicanos que acrediten la nacionalidad mediante una identificación oficial, el pago será de 127 pesos.

Los extranjeros pagarán 338 pesos por ingresar Ek´Balam y Uxmal, respectivamente, así como 152 para Dzibilchaltún, y 86 para las grutas de Balamcanché y de Loltún, cada una.

En el caso de los nacionales, será de 101 pesos para Uxmal; 78 pesos para Ek´Balam, y 49 pesos para Dzibilchaltún, así como para las grutas de Balamcanché y de Loltún, respectivamente.

Por otra parte, se informó que en enero pasado fueron 350 mil 134 personas las que ingresaron a los sitios arqueológicos abiertos al público y museos, de los cuales, 205 mil 721 son extranjeros, el 58.75 por ciento, y 144 mil 413 nacional, el 41.25 porcentual.

A las 17 zonas arqueológicas abiertas al público ingresaron 339 mil 573 paseantes, cuya afluencia disminuyó 6.51 por ciento con respecto al mismo período de 2018, cuando el acumulado fue de 363 mil 222.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *