¿Sabes quién es el diputado menos productivo para Yucatán? (Parte 3)

Por Felix Bigman

La fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional segunda, fuerza contra la ciudadanía en el congreso del estado de Yucatán, es la cortina de humo perfecta que trabaja al servicio de los intereses del gobernador del estado, Mauricio Vila Dosal, de la cual estaremos exponiendo su desempeño en este bloque. Aclaramos que este ejercicio de escrutinio es propiamente periodístico con datos aportados en el documento número de folio; LXII-SG-304/2019 por la unidad de transparencia del congreso del estado de Yucatán a través de su titular Nazly Amarú Acosta.

En este bloque de los poch fifís panistas, el primer puesto le pertenece a la diputada plurinominal de las liposucciones y la faramalla simuladora, Kathia María Bolio Pinelo, quien tiene 5 faltas laborales, 13 intervenciones en tribuna en el primer período, 9 en el segundo y 11 en el tercero, con un total de 33 intervenciones. En la misma tónica que sus comadres anaranjadas de Movimiento Ciudadano, se adjudica los proyectos de iniciativa de ley que la sociedad civil presenta en el Congreso del Estado y por ese paupérrimo desempeño los yucatecos pagamos $22,440.00, más $3,000.00 de vales de despensa a la quincena, siendo $25,440.00 netos quincenales, $50,880.00 mensuales, $610,560.00 al año y $3’663,360.00 en la etapa de legislación completa.

El segundo lugar de improductividad en esta bancada le pertenece al diputado plurinominal por cierto desconocido para los yucatecos, Miguel Esteban Rodríguez Baqueiro, con un muy pobre desempeño teniendo 7 participaciones en tribuna en el primer periodo, 5 en el segundo y 2 en el tercero, siendo 14 en total, faltas laborales 2 en un año, por este diputado los ciudadanos pagamos, $25,440.00 netos a la quincena, $50,880.00 al mes, $610,560.00 al año y $3’663,360.00 en seis años de legislatura.

El tercer lugar de improductividad de esta fracción poch fifí, la ocupa la diputada plurinominal Rosa Adriana Díaz Lizama, conocida como asidua pescadora furtiva de especies marinas en veda en sus momentos vacacionales, acérrima inquisidora de la comunidad LGBT en Yucatán. El lastimoso desempeño de esta diputada está marcado por una falta laboral en un año de legislatura, 17 participaciones en tribuna en el primer período, 10 en el segundo, 6 en el tercero, con un total de 33, teniendo la misma práctica que el resto de sus compañeros de bancada, presentar los proyectos de iniciativa de ley propuestas por la sociedad civil, el pobre desempeño de esta diputada le cuesta al pueblo, $25,440.00 quincenales, $50,880.00 mensual, $610,560.00 al año y $3’663,360.00 en toda la legislatura.

El cuarto lugar le pertenece al diputado del V distrito, Manuel Armando Díaz Suárez, que también formó parte de la anterior legislatura. Él cuenta con una falta laboral, 12 participaciones en tribuna en el primer período, 8 en el segundo, siete en el tercero, teniendo un total de 27, los ciudadanos pagan por él $25,440.00 quincenales, $50,880.00 mensual, $610,560.00 al año y $3’663,360.00 en una legislatura.

El quinto lugar de esta fracción parlamentaria, lo comparten los diputados del I y, II distrito Paulina Autora Viana Gómez y Víctor Merari Sánchez Roca, ambos sin faltas laborales en un año, y 17 intervenciones en tribuna, cada uno le cuesta a los yucatecos $25,440.00 quincenales, $50,880.00 mensual, $610,560.00 al año, y $3’663,360.00 en una legislatura.

Lo que significa que la bancada del partido Acción Nacional le cuesta a los Yucatecos; $152,640.00 quincenal, $305,280.00 mensual, $$3’663,360.00 anual, para un total de $21’980,160.00 en una legislatura completa.

¿Qué opinas amigo lector? ¿Qué beneficios crees que dejé su desempeño a la ciudadanía del estado de Yucatán?

En la próxima entrega le tocará turno a la fracción parlamentaria del PRI.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *