Pilita no sabe contar ni el Reglamento de la Ley de Gobierno del Poder Legislativo

No importa cuando leas esto, la pequeña no se ha puesto machaque en sus deberes como Legisladora

Por Palmera Oasis

Mérida, Yucatán a 28 de octubre de 2021.– La diputada Pilar Santos Díaz, presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, dejó en claro que no sabe contar y menos el Reglamento de la Ley de Gobierno del Poder Legislativo del Estado de Yucatán, algo prioritario para cualquier petrolino.

Minutos antes de pasar en el punto de la discusión del dictamen de la Ley de Cambio Climático del Estado de Yucatán, la coordinadora de Morena, Alejandra Novelo Segura, pidió presentar la solicitud suspensiva a lo que Pily le dijo que “má”.

Pero la morenista, que se nota que sí ha leído, le dijo que de acuerdo con el último párrafo de la Fracción VII del Artículo 82 del Reglamento, “las solicitudes suspensivas de las discusiones serán puestas a debate,
consultándose previamente al Pleno si se toman en consideración; si no hubiere
mayoría de votos por la afirmativa, se entenderán desechadas”.

Pilita no tuvo otra que preguntar a sus compañeros. Por cierto, el diputado Raúl Romero Chel se hizo a un lado, pues dejo en claro que tampoco sabe.

Mientras el inmamable del diputado Rafael Echazarreta Torres le ayudó, pero la niña no más no le dio el cheto.

Y bueno, alguien de la secretaría general le pasó el acordeón. A lo que le dio por su lado a Ale Novelo. Pero una vez más, se usó el mayoriteo de los petronilos azules y sus aliados.

Ese no fue el primer error de la retoña de la buctzulovaca, pues al “ler” los votos de los candidatos a Consejero de la Judicatura del Poder Judicial dijo que Marlene Heredia recibió seis votos.

Lo anterior causó interrogantes de algunos preguntaron: ¿De dónde sacó ese número?

Pili se dio cuenta y corrigió ese error que se transmitió en el Canal de YouTube de la Secretaría de Asuntos Legislativos (SAL).
La Ivonne naranja contra Rolo el moreno en un duelo de cinismo
Por El Cazador Nocturno
Los naranjas de la granjerita de Dzemul han liado tremendo borlote en contra de los morenos de Zapata Bello. El mano entre estas dos corrientes políticas parece ser que va más encaminado a demostrar quien de ellos es más cínico y más corrupto. En un perverso juego del comal le dijo a la olla, la referencia la hago más por lo quemados que por lo tiznados, la Ortega acusa a Rolo de no haber concluido las obras del malogrado hospital de Ticul. La dzemuleña amenaza con llevar las cosas ante la Fiscalía General de la República el caso.

¿Traerá algo bueno para los yucatecos que Ivonne y Rolando se suban al ring de los dimes y diretes? Pues más allá de dejarnos en claro que ambos son cínicos no veo provecho alguno, más que darnos circo, aunque sea sin pan. Lo que me queda claro es que el asunto es más político que otra cosa.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *