¿Periodista con mucha “suerte”?

En primera fila

Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*
“Saber dónde encontrar la información y cómo usarla. Ese es el secreto del éxito”: Albert Einstein, físico.

Empresario estadounidense, inversionista, y dueño de los Mavericks de Dallas de la NBA, aunque también propietario de los cines Landmark, y Magnolia Pictures y presidente de la cadena de cable HDTV AXS TV, conocido como inversionista “tiburón” en la serie Shark Tank, el estadounidense Mark Cuban dice que “información es poder, particularmente cuando la competencia ignora la oportunidad de hacer lo mismo”.
Así y sólo así podemos explicarnos la reciente designación de la cuestionada y controvertida periodista María Isabel Arvide Limón -antigua conocida de muchos quintanarroenses- como cónsul de México en Estambul, Turquía, según confirmó la Secretaría de Relaciones Exteriores, lo que levantó ámpula en todo el gremio periodístico y no, en redes sociales.
Muy probablemente ante la época dorada que vivía Quintana Roo con su entonces reciente conversión de territorio a Estado, nuestro personaje habría llegado a estas tierras en 1977, durante el sexenio del primer gobernante constitucional, Jesús Martínez Ross, de quien, dicen algunos, habría sido su asesora. También fue amiga del ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell, y ahí p’al real.
La segunda parte de su historia en Quintana Roo, al menos la más conocida, se dio durante el sexenio de Mario Villanueva Madrid, quien, fiel a su costumbre de aliarse a la prensa, la “apapachó” durante todo su incompleto periodo y la convirtió en su fiel aliada en su frustrada fuga, durante el transcurso de la cual se habrían entrevistado en un lugar “secreto”.
Tras supuestas revelaciones del ex mandatario sobre actos de corrupción en los que habría incurrido “excepto en narcotráfico”, y que el propio Mario negó en su momento, la periodista rompió con su “amigo” para aliarse con uno de los entonces enemigos del mandatario, el titular del combate al narcotráfico, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales y subprocurador de la SIEDO de la PGR, José Luis Santiago Vasconcelos.
Hasta ahí las cosas, volvimos a saber de ella en el siguiente sexenio, con Joaquín Hendricks Díaz, cuando, en una muestra de pleitesía, el mandatario inauguró una sala de la biblioteca chetumaleña Javier Rojo Gómez, a la que puso el nombre de la “periodista”, lo que ningún mandatario había hecho con algún colega del gremio, pese a los conocidos méritos de algunos, como los del desaparecido José “Pimpo” Pereira Lizarraga. Nuestro eterno respeto.
Bueno, si de hablar de “malinchistas” se trata, también incluiremos al ex gobernador Félix González, quien galardonó a la periodista Lydia Cacho Ribeiro con el Premio Estatal de Derechos Humanos 2006, que por primera vez se entregaba en Quintana Roo, aunque, “por lo menos” compartió el premio con la profesora Lilí Conde Medina.
En ese entonces ya eran de todos conocido los escándalos en los que se habría involucrado Isabel Arvide, entre ellos las demandas en su contra por difamación parte de la actriz Sasha Montenegro (1998) por más de 5 millones de pesos, así como su encarcelamiento en 2006 en Chihuahua, también por difamación sobre narcotráfico.
Pero quizá los peores escándalos de la entonces funcionaria-periodista sacudieron a Quintana Roo durante el sexenio de Roberto Borge, cuando éste la nombró “asesora” en materia de seguridad, aunque hasta hoy ignoramos si lo sería del mandatario o del entonces no menos controvertido titular de Seguridad Pública, el Gral. Carlos Bibiano Villa Castillo, con quien salió agarrada “de las greñas”.
El caso es que no fueron pocos los señalamientos por corrupción contra la mujer, sobre todo por el turbio manejo de recursos en la compra de alimentos en mal estado para los internos de las cárceles, desvío de viáticos, gasolina y apoyo para patrullajes, así como su “divorcio” con el ex mílite, lo que culminó con su despido, aunque amenazó con publicar un libro y hacer públicas también una serie de irregularidades.
Sabedora del “padrinazgo” de Félix González sobre su ya entonces ex jefe, también amenazó con publicar las riquezas de aquél en Dubai, Las Vegas y París, aunque calló sus reclamos en redes sociales tras oscuro “arreglo”.
En efecto, en agosto de 2016 nos preguntábamos qué “pactos” secretos habrán callado más bocas o “plumas” Roberto Borge y su titiritero Félix González, ya que el 20 de mayo del 2013, recién despedida Isabel Arvide, el Gobierno del Estado respondería, a solicitud de NoticaribeNews, que aquélla ¡jamás había sido empleada suya!
Así, todo hacía suponer que entre ella, Borge y Villa habría existido un “pacto secreto”, que la primera sólo se atrevió a romper en redes sociales, cuando acusó y amenazó a sus entonces patrones y hasta a Félix González.
Curiosamente, con el fuego cruzado, NoticaribeNews requirió por tercera ocasión datos sobre su renuncia, sueldo y el tiempo que llevaba laborando, pero, por tercera ocasión, el Gobierno del Estado dijo no tener “ningún registro de esa ciudadana” en sus nóminas.
¿Qué pacto habría entre Isabel Arvide y Roberto Borge para negar esa pública relación laboral, conocida y aceptada en eventos públicos, medios de comunicación y redes sociales? Más interesante aún ¿Qué pacto habría para que la periodista callara “súbitamente” y se olvidara de todas sus amenazas?
La respuesta: La “novela” en maya “Baktun”, que financió el gobierno de Borge y pagó los derechos de transmisión a través de “su” televisora” 7 Más, “que sólo ven 100 personas en todo el Estado” -diría nuestro amigo Ángel Solís-, en lo que fue una millonada de pesos tirados a la basura en momentos de crisis económica.
El secreto mayor de ese pacto era que el “productor” del “culebrón” era Bruno Cárcamo Arvide, coincidentemente ¡hijo de Isabel Arvide!, al que se presentó como cineasta con trabajos relacionadas con televisión.
Cuando reventó el escándalo Arvide-Borge-Bibiano, Félix se entrevistó con ella y “negociaron” la producción y distribución de la “novela” en maya, única en el mundo donde no hay besos, pero además, la hábil mujer exigió comprar a su nombre un predio en el exclusivo fraccionamiento Andara, con valor de 5 millones de pesos.
Por si fuera poco, le asignaron 4 escoltas fijos de la Policía Estatal, veladores y sirvientes, ya que ella se la pasaba viajando por todo el país y fuera de él país como “asesora” en materia de seguridad.
Los 21 capítulos de la telenovela, que se transmitiría todos los miércoles desde el 20 de agosto de 2013, durarían entre 8 a 10 minutos y se distribuirían paralelamente vía internet, aunque el largometraje era de una 1.40 horas. Al gobierno no le correspondió ningún centavo por los derechos de transmisión o regalías, ya que todo sería para la empresa propiedad de la familia Arvide.
Seguramente en los siguientes 6 años tuvo más tela de dónde cortar, pero lo último que supimos es que desde enero del 2019 se le conocía por sus preguntas amables a López Obrador y haberle pedido publicidad oficial por internet: “Quienes tenemos un portal, estamos en redes sociales y estamos aquí desde madrugada no recibimos ni un centavo de publicidad”, se quejó.
Posteriormente, en abril de 2019, preguntó al presidente dónde podían encontrar “oportunidades de trabajo” los periodistas “honestos”, como dijo ser
Nacida en la Ciudad de México (1952) y trabajado en varios periódicos de circulación nacional, tiene una veintena de libros de periodismo y poesía, y en los últimos años, se especializó en temas militares y de seguridad, lo que, creemos, le ha valido desde siempre para alcanzar sus “honestos” logros.
Entre éstos, el más cuestionable, habría sido su nombramiento como cónsul, a sabiendas que, del tema, sabe más de astronomía, aunque para nadie es un secreto su añeja relación con militares y, sobre todo, sus conocimientos sobre inconfesables temas en torno a la corrupción y muy probablemente narcotráfico, sobre los que “calladita” se ve más bonita.
Repetimos, sólo de ese modo podemos entender este “inexplicable” traspié de López Obrador que, créanos Usted, seguramente no le acarreará mayores problemas porque ser cónsul es tanto como ser 30-15, es decir, sólo presentarse a cobrar los días de quincena, aunque nos quedamos con la duda sobre la fuente de su nombramiento: ¿Marcelo Ebrard?… o los militares.
Como quiera que fuera, lo cierto es que quien está bien informado, maneja PODER. Y más aun si se calla.
(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 43 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres ex presidentes municipales, y escribir cinco libros, uno de ellos pendiente de publicar.
Titulado como Licenciado en Derecho en la Universidad Autónoma de Yucatán, cuenta con cinco Diplomados, dos de ellos en materia de Juicio de Amparo, Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; y Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, así como con más de 20 Seminarios, Talleres y Cursos diversos.

luancaba@hotmail.com
leg_na2003@yahoo.com.mx luancaba.qroo@gmail.com
http://facebook.com/luisangel.cabanas luisangel.cabanas@facebook.com
@legna2003

Fuente:http://luisangelqroo.blogspot.mx

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *