Mínima incidencia de policías procesados, en la Península de Yucatán

Hoy en día, la Península de Yucatán es la región del país con la menor incidencia de policías vinculados y consignados por delitos graves, al grado que tan sólo en ocho años son tres los procesados, informó el presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, Alejandro Desfassiaux Sánchez.

Asimismo, reveló que en México, de 2012 al primer semestre de 2020, se han abierto ocho 302 expedientes de investigación contra policías estatales, municipales, federales y ministeriales, por homicidio, tortura, desaparición forzada, feminicidios y lesiones dolosas.

Los delitos se cometieron en 25 estados de la República, y los de mayor incidencia son Ciudad de México, Estado de México, Sinaloa, Chihuahua, Hidalgo, San Luis Potosí, Morelos, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala, Nayarit y Coahuila.

Del total de averiguaciones previstas, cuatro mil 991 corresponden a tortura; dos mil 841 a lesiones dolosas, así como 328 homicidios; 109 desapariciones forzadas y 33 feminicidios.

Asimismo, de total de carpetas de investigación abiertas, sólo el 6.3 por ciento ya fueron vinculados a proceso, es decir, son 529 ex agentes de 14 entidades federativas.

Tan sólo en Jalisco hay 360 vinculados y consignados, el 68 por ciento, seguido de Veracruz, con 50 casos, el 9.4 por ciento, y Tamaulipas, con 46, el 9.7 porcentual.

De igual forma, 25 son de Nuevo León; 14 de Sonora; siete Chihuahua; cinco de Guerrero; cuatro de Colima, Michoacán, Puebla y Querétaro, respectivamente; tres del Estado México; dos de Yucatán, y el restante es de Quintana Roo.

Desfassiaux insistió en que las policías estatales, municipales y auxiliares tienen que ser absorbidas por la Guardia Nacional para ser saneadas, inculcándoles lealtad y disciplina, valores que poseen nuestras Fuerzas Armadas.

“No es posible que el crimen organizado invierta más en preparar a sus sicarios en campos de tiro especializados, con armamento de uso exclusivo del Ejército, con “instructores” con experiencia militar altamente entrenados, mientras que nuestros policías se “capacitan” en simuladores de videojuegos con escenarios virtuales, practiquen primeros auxilios con bebés de juguete y solo asistan a campos de tiro reales una vez al año”, acotó.

De manera complementaria, agregó, ese cambio de estrategia debe robustecerse con la creación de un observatorio ciudadano con figura legal que permita generar una comisión real de transparencia, a efecto de garantizar una rendición de cuentas donde se incluyan resultados anuales de desempeño, así como un verdadero proceso de mejora continua.

El gobierno federal debe hacer un pronto viraje en la estrategia de seguridad, donde se amplíe el enfoque de los reportes de capacitaciones policiales, pues de nada sirven los actuales, ante los resultados desastrosos de las policías de los últimos 37 años, concluyó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *