La policía de Umán: ¡otra vez los acusan de mordelones!

Por Omar Xool

Mientras el alcalde de Umán se pelea con ciudadanos en las redes sociales, los policías municipales se la pasan cometiendo abuso tras abuso. En esta ocasión, anoche, se denunció a través de las redes sociales, un abuso más, pero ahora fue un combista de la ruta Mérida-Umán el afectado.

Al parecer, los uniformados sintieron un poco de “hambre económica” y les fue fácil intentar cazar algo para “cenar”. Así que, se acercaron al chófer de una combi, la cual estaba estacionada en su sitio esperando turno para abordar pasajeros, los policías dijeron que, según ellos, este vehículo de transporte público estaba mal estacionado. Situación que, por supuesto, no era cierta.

Como sucede el 100% de las veces que un umanense o visitante se enfrenta con un policía municipal, estos por portar un uniforme, aunque feo y destintado, creen que tiene poder sobre los ciudadanos. En esta ocasión no fue la excepción: el chófer de la combi afirma que se negó a darles su mordida y que los elementos de seguridad municipal le abordaron con insultos y palabras ofensivas para intimidarlo. Al negarse a dicha corrupción, para los oficiales les fue fácil levantar una infracción y llevarse la placa delantera del transporte público.

Cabe señalar que las multas que se cobran en Umán, al momento de que éstas son pagadas, quien paga no recibe ningún comprobante de que realizó la absolución de dicho monto. O sea, como se dice vulgarmente, los policías se terminan “clavando” ese dinero. Al final de cuenta se salen con la suya. ¡Bien aprendidito del patrón esa manía!
Otra vez demuestran lo que todo mundo ya sabe, que los encargados de cuidar el orden, la paz y tranquilidad en Umán, solo sirven para una cosa: estorbar por la ciudad.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *