La familia Ruz-Guzmán-Couoh: un cáncer de corrupción que está matando a Umán

Por Consejo Editorial

Hoy, en tiempos de campañas electorales, los candidatos a la alcaldía de Umán juran y perjuran que ellos son el cambio y la vacuna para terminar con esta enfermedad que durante más de seis años ha minado las finanzas públicas de Umán y ha dejado al municipio sin alumbrado y sin servicios públicos, con parques abandonados y en ruinas y una policía municipal que, en lugar de estar al servicio de los ciudadanos, se convierte en cómplice de robos, privaciones ilegales de la libertad y está al servicio y órdenes de la madre del alcalde.
Pero, hasta ahora, la única candidata que parece dispuesta a ponerle el cascabel al gato es Teresita Santos. Ningún otro candidato ha propuesto una línea de acción para acabar con esa presunta corruptela.

El caso de la invasión y robo de maquinaria pesada en la comisaría de Tanil, perpetrado por Carmen Guzmán y su policía corrupta es el mejor ejemplo, por ser el más reciente, de conocimiento público y por tratarse de un hecho en donde evidentemente está involucrada la madre de Freddy Ruz. Las declaraciones del comandante de la policía de Umán, José Joel Xool Cem, ante la Fiscalía General del Estado respecto a este caso, deja al descubierto como esa institución está a las ordenes de la familia Ruz-Guzmán-Couoh y cómo son capaces de actuar al margen de la Ley para acatar las órdenes de Carmen Guzmán, la matriarca del clan.

Los ciudadanos umanenses debemos hacer conciencia y preguntarnos muy seriamente ¿aguantaremos otros tres años más de abandono y vejaciones por parte de quienes, se supone, deben protegernos y procurarnos servicios públicos? ¿Realmente a quiénes representan estos candidatos que hoy nos endulzan los oídos con promesas de lo que harán? ¡Harán! Y eso si es su voluntad y los compromisos e intereses creados se los permiten. ¿Qué garantías tenemos los ciudadanos y los empresarios, como el dueño del terreno y la maquinaria robada en Tanil, que de ganar “Venturita”, Mardoqueo, Walldina o Julián Pech la policía municipal no nos privará de nuestra libertad o de nuestras posesiones, de manera ilegal, por órdenes de esta o de otra Carmen Guzmán? El clan Ruz-Guzmán-Couohó, al día de hoy, más denuncias penales que cualquier otro en Umán. Y todas ellas han sido entabladas por ciudadanos, porque el cabildo y sus regidores sólo están al servicio de sus patrones: el alcalde y su madre. El cabildo se ha hecho de la vista gorda y ni siquiera ha cuestionado al alcalde por ese lío legal en Tanil. Y que no me digan que es cosa entre particulares porque la policía municipal está hasta el cuello de mierda en este asunto. Solo lean las declaraciones de su comandante Xool.

Ya Umán y los umanenses no estamos para promesas. Si los candidatos no son capaces de demostrar, desde ahora, que PUEDEN Y TIENEN LA VOLUNTAD de hacer las cosas, entonces no sirven para nada. Ojalá que no vendamos nuestro futuro y el de Umán por un plato de lentejas o, peor aún, por una bolsita de arroz y otra de frijoles. Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *