La administración de Gaspar Ventura: de hoyancos como las calles y carreteras de Umán

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

Dicen que mal empieza la semana para el que ahorcan el lunes, y es quizá por esa razón que Gaspar Ventura, “Venturita”, ni siquiera quiere mencionar la soga en la casa del ahorcado.

Vamos por partes. En primer lugar, Gaspar no debe utilizar cómo pretexto las condiciones en las que recibió el municipio echándole la culpa a Freddy porque todo eso era de conocimiento y dominio público y en segundo lugar esta administración de “Venturita” es en realidad una continuidad de las dos anteriores de Ruz Guzmán por dos razones: Gaspar formó parte de la administración anterior y, además, también es una administración panista.

Los vídeos que aquí compartimos, son una muestra del insultante y denigrante abandono en las que Freddy Ruz mantuvo a Umán y sus comisarías. Sí, es verdad, estás imágenes pertenecen a la comisaría de Ticimul, pero el estado en que se encuentran las vialidades de esta comunidad representa a todas las comisarías del municipio, incluyendo a la cabecera municipal, Umán.

No faltará quien me argumente que está administración está iniciando, que “Venturita” ya implementó un programa emergente de bacheos y que yo deje de chingar y que lo deje trabajar. No. Eso, al menos yo, no lo puedo aceptar. No es aceptable que mientras Freddy Ruz se hacía obscenamente rico, a costa de erario, los servicios y equipamiento municipales se deterioraban al grado que ahora se requiera una mayor inversión para reparar los daños.

Tapar los miles de baches no debe significar borrón y cuenta nueva. Gaspar ventura ya recibió la administración, ahora debe aclarar, de acuerdo a su compromiso por qué el municipio está en total abandono.

El prometió, durante su campaña, ser honesto y transparente con los recursos públicos, pero su responsabilidad no sólo se limita al erario que él va a administrar sino también a lo que está recibiendo. Aquí no cabe eso de lo que no fue en mi año, no es en mi daño. Más aun está comprometido “Venturita” si, tal y cómo lo afirmó durante el debate, tiene conocimiento de actos de corrupción cometidos por Freddy durante su administración, porque entonces se convierte en cómplice.

¿Y la auditoría comprometida? En palacio municipal ni hablar de ella ¿para qué mencionar la soga en casa del ahorcado cuando al pueblo, de corta memoria y menor capacidad de indignación, le podemos dar atole con el dedo y borrón y cuenta nueva? Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *