Inundación del Parque Hundido del Poniente provoca muerte de la vegetación

Por El Cazador Nocturno

Debido a la inundación que prevalece desde hace más de 100 días, los arbustos y árboles del Parque Ecológico del Poniente se empiezan a morir, tal como se observó durante el recorrido efectuado.

A 101 días del paso de la tormenta tropical Cristóbal sobre la Península de Yucatán, el nivel del agua empieza a ceder e incluso, ya se puede recorrer algunos sitios que antes estaban debajo del agua.

Pero, los diversos arbustos y pequeñas palmeras han desaparecido, y al menos dos grandes arboles han quedado secos, sin sus respectivas hojas, debido al exceso de agua.
Lo peor de todo, hoy se registró un revés con la notable precipitación registrada, por lo que la inundación ahí registrada durará varios días más.

En la visita al lugar se constató la presencia de personal del departamento de Vectores de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), quienes monitoreaban la presencia de diversas especies de moscos, en especial, el Aedes aegypti, vector del dengue, Chikungunya y Zika.

Asimismo, personal del Ayuntamiento de Mérida realiza labores de mantenimiento del lugar, pero no puede continuar con las obras que se realizaban en dos de los puentes, pues aún es inaccesible el paso al sitio.

El nivel del agua alcanzó los dos metros de altura, que es la dimensión de la escultura del globo terráqueo, el cual ya se observa en caso el 80 por ciento, cuando a hace poco más de tres meses apenas se podía observar la parte correspondiente al Polo Norte.

Incluso, no se podía recorrer la parte inferior del lugar, un sendero de poco más de 1.5 kilómetros de largo.

Cristóbal afectó la región del 31 de mayo al 5 de junio pasado, por lo que la precipitación pluvial registrada durante seis días fue el equivale al 60.4 por ciento del total captado durante el año.

Incluso, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), tan sólo en Mérida, la captación acumulada de agua fue de 488.7 milímetros.
Hasta las tres de la tarde, los miles de litros de agua acumulada tenían una coloración ocre y se empezaba a sentir la fetidez de la basura orgánica que flota, pero con la notable descarga pluvial, la situación cambió.

Las madrigueras de las zarigüeyas, iguanas y culebras quedaron debajo de decenas de metros cúbicos de agua, por lo que estos animales invadieron los patios de las casas de las colonias Bojórques y Francisco I. Madero así como del fraccionamiento Yucalpetén, además del Hospital Psiquiátrico Yucalpetén, la escuela primaria “Manuel Gutiérrez Nájera”, la Secundaria Transferida Número 8, la Escuela Normal Superior, e incluso, la sección 33 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

La problemática también se resiente en las casas aledañas, y a través de las redes sociales, los vecinos ya solicitaron la intervención de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *