Exdiputada del PAN adopto a dos menores gracias a red de tráfico en Yucatán

Desde hace unos meses, la periodista Meme Yamel (La Neta Noticias) ha estado siguiendo el rastro de una red de corrupción en torno a los refugios para menores del estado de Yucatán; la cual logró la exoneración de tres integrantes de esta trama durante el pasado mes de abril, aprovechando la contingencia para llevar a cabo la audiencia.

Esta semana, consiguió una nueva entrevista con la activista yucateca Dariana Quintal Narváez, quien lleva varios años asesorando a los padres de los menores que son sustraídos por la Procuraduría para la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa) estatal, la cual ha desarrollado estas prácticas desde el sexenio del priista Rolando Zapata.

En un primer encuentro entre la periodista y la abogada, se denunciaron abusos sexuales y violaciones por parte de tres trabajadores del Centro de Atención al Menor en Desamparo (Caimede), quienes fueron absueltos de los cargos en plena pandemia, a pesar de que el Poder Judicial no estaba laborando a causa de la contingencia.

Quintal considera que el estado de Yucatán pretendió darle carpetazo a las acusaciones –con colaboración del Poder Judicial- debido a que, si continuaran investigando los testimonios de los señalados se verían obligados a seguir sacando información sobre los menores y las circunstancias en las que fueron apartados de sus padres.

Señaló un caso en particular, el de la diputada panista Cynthia Valladares Couoh, quien habría obtenido la custodia de dos menores que la Prodemefa arrebató de manera ilegal a su familia. La legisladora ha sido señalada por su amistad con la entonces directora de la dependencia, Cinthia Pacheco Garrido.

A pesar de que han ganado en todas las instancias legales, al comprobar que no existió ningún abuso que ameritara que la Prodemefa interviniera para alejar a los niños de sus padres, dicha instancia continúa sin acatar los fallos del Poder Judicial y los afectados siguen bajo la custodia de Valladares.

Sin embargo, este no es el único caso grave presentado por Dariana Quintal, ya que relató que una persona la contactó para hablar con ella. El individuo aseguró que trabajaba en una hacienda al interior del estado en donde tienen a varios de los menores del Caimede y que su labor era llevar a políticos y personas influyentes para que eligieran a los niños; sin embargo, aún no cuenta con pruebas físicas de esta acusación.

Durante la primera entrevista, la activista le contó a Meme Yamel que la estructura de esta red no se limita al personal de la Prodemefa y del Caimede, sino que en algún punto llegó hasta el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado, órgano que se valía de su estructura para fabricar casos y separar a los menores, en su mayoría hablantes de maya y de bajos recursos.

Con información de The México News y La Jornada Maya.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *