El deporte tiene la facultad de ayudar a los más pequeños

Progreso.- El deporte tiene la facultad de ayudar a los más pequeños a desarrollar destrezas físicas, hacer ejercicios, socializar, divertirse, aprender a jugar formando parte de un equipo, aprender a jugar limpio y a mejorar su autoestima, expresó el entrenador de fitness Jorge Gamboa.

Y agregó: que el deporte ayuda al desarrollo físico del pequeño, mejorando y fortaleciendo su capacidad física y mental.

Por lo general, los jóvenes son físicamente más activos que los adultos ya que un niño sano, interesado en la actividad física, está siempre en movimiento. Además, está demostrado que los niños recuperan los esfuerzos físicos más rápidamente que los adultos, subrayó.

Un estudio efectuado con niños de 4-5 años de edad a los que se les deja jugar libremente en un día de vacaciones ha demostrado que en general los varones son físicamente activos por más de seis horas, mientras que las niñas por un tiempo de 5 horas y 28 minutos.
Puntualizó que un niño es un atleta de larga duración, ya que ningún adulto puede tolerar un esfuerzo físico de una duración de seis horas diarias, con valores de frecuencia cardíaca del 160% superior a la de reposo. En definitiva, el niño podrá practicar deporte mientras no se canse de jugar.

En los niños, practicar de manera continuada una actividad física, puede mejorar el estado físico de los pequeños, pero siempre habrá que tener en cuenta, a la hora de programar un entrenamiento, una serie de elementos. El primero de ellos es la multilateralidad, que consiste en la necesidad de desarrollar, a través del entrenamiento, el conjunto de todas las capacidades motoras del niño en forma adecuada y de la manera más variada posible. En segundo lugar, la polivalencia, es decir, la formación de la actividad motora en el niño debe adquirirse en diversas disciplinas deportivas, a través de ejercicios que contienen los movimientos de base de diversos deportes.
El deporte debe ayudar a los niños a ser más saludables y a compartir experiencias con otros niños de su edad. La actitud competitiva y de tensión existente en el mundo del deportivo universitario y profesional, se ha ido trasladando poco a poco al deporte en el ámbito infantil.

Por esto es muy importante que los padres tengan un papel activo ayudando al niño a desarrollar la honradez en la competición, ya que los pequeños trasladaran lo aprendido en sus juegos al resto de sus comportamientos.

Los padres serán un apoyo fundamental para el conveniente desarrollo de la actividad deportiva de los niños y por esto deberán prestar atención a sus hijos brindándoles apoyo emocional, colaborando y asistiendo a los eventos deportivos en los que participen los niños, teniendo expectativas realistas sobre la capacidad del niño y comportándose como espectador modelo y respetuoso.

Dijo que hay que prestar atención tanto al niño inactivo, como al que practica deporte en exceso (puede tener efectos negativos en el crecimiento y lesiones tempranas).

Con la aparición de nuevas tecnologías, la comida denominada como basura, la televisión etc., han provocado una desmotivación e inactividad de algunos niños hacia el deporte. También es cada vez más frecuente encontrar casos de obesidad infantil, finalizó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *