Doña Silvia relató su experiencia antes huracanes pasados

Progreso.- Con la experiencia vivida con los pasados huracanes “Gilberto” e “Isidoro”, Silvia del Río relató su experiencia lidiando con este tipo de climas adversos que la ponen a prueba.

Tuvo que salir de su hogar, ubicado en el fraccionamiento Brisas del Sol, pues esa zona quedó inundada.
Estaba en el refugio ubicado en la escuela Candelaria Ruz Patrón, en un cuarto con otras mujeres, y contó su experiencia en el huracán “Gilberto” situación muy similar al ciclón “Delta”.

“En aquellos días nos encontrábamos laborando en la bodega en Puerto Juárez, Cancún cuando los militares fueron a comprar a la tienda donde trabajaba, de modo que fui la última que dejaron ir porque era la de venta de mostrador”, explicó.
Fue llevada a su casa a las 9 de la noche, y a las 10 entró el meteoro de modo que cuando llegó a su casa se puso a poner todo a resguardo.

En aquellos días vio cómo las bardas se caían a pedazos en los vehículos y pasaban artículos que se salían de los hogares.
“El viento fuerte alzaba los coches y los tiraba como si fueran de juguete”, recordó.

La gente incluso estaba en sus techos, pues sus casas se inundaron con sus cosas. El agua rebasó por completo los techos, indicó.
Afortunadamente con “Delta” no hubo daños de consideración; mi hermana en los tiempos de “Gilberto”, que se encontraba aquí en el puerto me platicó que cuando pegó veían como pasaban televisores, colchones, mesas, camas, y todo se lo llevaba la Ciénega, alguien se habrá quedado con todo eso, finalizó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *