Denuncias alarifes, viviendas nuevas de precaria calidad ante uso de cemento de segunda

En la cuerda floja se ubica nuevamente la industria de la vivienda, ahora un grupo de alarifes denunció el uso de cemento de mala calidad para la construcción de casas en Mérida, y en esta ocasión de trata de un producto nacional.

El contratista Darío Poot, de la constructora Alvade, advirtió que en el transcurso de la próxima semana interpondrá una querella ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), por la mala calidad del cemento Magno, el cual es distribuido, al menos en Yucatán, por el Grupo Gorsa.

Descartó dar a conocer el nombre de los fraccionamientos en los cuales se utiliza dicho producto, “por temor a que las familias que ya dieron enganche de las viviendas se nos vengan encima”.

En agosto de 2018, albañiles yucatecos afirmaron que el manejo del “Arabian Cement”, producido en Egipto, provocó quemaduras e intoxicación a los alarifes de Kanasín, además de la precaria calidad del producto de importación.

Ahora, la problemática es con el cemento Magno, el cual, de acuerdo con la página electrónica de la empresa que lo fabrica, el “Cemento Portland Compuesto gris clase resistente 30 Rápida, que supera las especificaciones de la Norma Mexicana NMX-C-414-ONNCCE vigente”.
De acuerdo con el declarante, “el cemento es de peor calidad que los importados, el margen de consistencia es muy mala pues lo mismo que con los otros cementos (de importación, específicamente el egipcio), los compraron en vastedad por ser barato pero a la hora de construir no fraguó”.

“No se comparan en nada a otros cementos nacionales…, no entiendo cómo es que está a la venta si es un producto que no cumple con los estándares de calidad”, acotó.

Comentó que “los empresarios menosprecian el mercado del sureste y creen que nos conformamos con cualquier cosa, y lo más importante es entregar una vivienda de alta calidad”.

“La competencia debe ser constante y es muy benéfica para la economía, lo malo es que nuevamente, llega un cemento de segunda”, subrayó.
Indicó que “últimamente han llegado, como el cemento cubano, el chino, el egipcio, todos ellos de baja calidad, y ahora uno elaborado en el país”.

Al menos en la página electrónica de la Profeco, no hay un estudio relacionado con la calidad de los cementos que se comercializan en el país.

Finalmente, el entrevistado dijo que en los próximos días acudiría a la Profeco para interponer una querella ante la mala calidad de dicho producto de construcción.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *