Comenzó la temporada de huayas

Progreso.- Comenzó la temporada de huayas en diversos puntos del puerto, en donde el racimo se encuentra desde esta semana hasta el mes de agosto, en precios a partir de $10 pesos.
Solamente en el primer cuadro de la ciudad, específicamente en las calles que rodean al mercado municipal “Francisco I. Madero” se contabilizaron cerca de una decena de estos establecimientos, mismos que iban desde la frutería de variedad hasta las tradicionales “marchantes”.
Uno de estos puestos corresponde a Diana Madera, ubicada en la calle 27 por 80 y 82, justo en los bajos de los portales, la comerciante explica que desde el viernes pasado comenzó a recolectar el fruto para colocarse esta semana y tratar de mejorar ventas, ya que la época de ciruela estuvo por debajo de lo esperado.
La entrevistada vende el racimo a $20 pesos, mismo precio se mantienen con los vasitos con limón y chile molido; en sus palabras, esta botana en su primer día tuvo una demanda considerable.
“Vendí doce vasitos de la mañana al mediodía, la gente prefiere la huaya a la ciruela, es más barato este fruto y aparte no hay tanto riesgo de sufrir algún dolor estomacal por exceso, cuando se consume ciruela se necesita un poco de consideración”, expresó.
Agregó que para la preparación de sus productos se mantienen protocolos de higiene para evitar venderle al consumidor algún vaso de huaya con chile que pueda provocarle malestar o incluso un contagio por Coronavirus, ya que en su caso, se mantienen los insumos al aire libre.
Solo unos metros más adelante, una ventera de la frutería el “Tacolis” del empresario progreseño David Escalante, vendía bolsitas con racimos a $10 pesos y se remataban ciruelas dulces hasta en $15 pesos por kilo.
En un puesto dedicado a la venta de golosinas, las huayas con chile ya forman parte de la gama que tienen en su carrito Alfredo Muñoz, quien asegura que existe desconfianza del público al vendedor ambulante:
“Por la economía y la pandemia la gente duda en venir a comprar, se entiende, las circunstancias desde hace mucho tiempo no se prestan para vender como en otros años, hay mucha desconfianza en la gente, mayormente el turista que mira la huaya como una fruta exótica, pero sin cruceros como vendemos, tenemos que esperarnos al fin de semana para tener ventas en mayor proporción, en sábado y domingo salen hasta 50 vasitos si uno se pone abusado”, expresó.
Mismo caso presenta la central de abastos, donde ya pueden apreciarse los racimos en fruterías y negocios de consumibles, por el momento se otorgan bolsas de hasta dos kilos en $50 pesos y uno en $30 pesos, aunque los precios varían según el “marchante” negocie.
Haciendo uso de la nueva modalidad, varios progreseños también se encuentran promocionando en precios cercanos al del mercado, las huayas que bajan desde los sembrados de sus hogares.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *