Alcalde y párroco de Maní son investigados por fiscalía anticorrupción

Por Félix Bigman

La fiscalía anticorrupción, investiga presunto desvío de $100,000.00 por una donación que el edil Arón Interian hizo al presbítero Humberto Tún Balam, párroco de la iglesia de San Miguel Arcángel, quien se pasó por las sotanas la Ley Federal de Protección a Monumentos con el pretexto de la reparación del techo del templo. El Instituto de Antropología e Historia se mantiene al margen sin determinar su postura al respecto.

Dice la Biblia, en Romanos 2;21: “Tú, pues, que engañas a otros, ¿no te engañaras a ti mismo? Tú que predicas que no se debe robar, ¿robas?” Así pues, es como se están viendo por sus actos el primer edil de Maní, Arón Interian y el sacerdote católico, Humberto Tún Balam, al hacer tratos en lo oscurito habiendo de por medio dinero público involucrado.

Los actos asentados de manera irregular, que alberga el acta de sesión de cabildo de fecha treinta y uno de agosto del año 2019, son testimonio de ellos, junto con un audio de la junta de cabildo que fue filtrado: los $100,000.00 que le dio al presbítero el primer edil derivó en un acto violatorio a las leyes federales de protección a monumentos pues sin pedir la intervención del Instituto Nacional de Antropología e Historia intervinieron la estructura del monumento histórico, emblema del municipio en cuestión, motivo por el cual también debieran ser investigados y llevados ante la justicia para sean sancionados como marca la Ley.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *