Ya son 155 los suicidas en Yucatán, mujeres el 21%

En los primeros nueve meses del año, en el Estado ya son 155 los suicidios registrados, el 21 por ciento fueron cometidos por mujeres, reveló la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) y la Fiscalía General del Estado (FGE).

Asimismo, entre los más impactantes destaca la doctora que se quitó la vida en el Centro de Salud de Tahdziú, así como del quincuagenario que se hizo el “hara kiri” con un machete.

Aunado a la mujer que mató a su hijo y luego se suicidó así como también el joven que asesinó a su novia y luego se quitó la vida, ambos registrados en agosto pasado, al igual del par de militares que utilizaron su arma de fuego.

Del total de casos registrados hasta el momento, el 95 por ciento fue por la vía del ahorcamiento, al mismo tiempo que el 70 por ciento ocurrió durante el período de contingencia sanitaria por Covid-19.

Hasta el tercer trimestre del año, una persona se quitaba la vida cada 1.77 días, y dos de cada cinco casos sucedieron en Mérida.

Incluso, de cada cinco casos, cuatro eran hombres y desafortunadamente, todas las mujeres optaron por el ahorcamiento.

El suicidio es un problema multifactorial aunque en el 99 por ciento de los casos está presente un trastorno mental, y en este año se anexó la aparición del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19, en especial con la modificación del estilo de vida causado por el aislamiento social, y ahora, con la entrada en virgo de la Nueva Normalidad.

En México, el primer infectado de Covid-19 apareció el 27 de febrero del año en curso, y 17 días después, el 13 de marzo se registró el primer caso en Yucatán.

El resguardo domiciliario para cortar la cadena de transmisión del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19 fue en abril y mayo la Nueva Normalidad inició en junio, aunque la epidemia sigue vigente.

De enero a septiembre fueron 155 las personas que adoptaron la conducta de autodaño, y en más del 98 por ciento del total, el caso fue descubierto cuando ya era demasiado tarde.

Pese a la gravedad del problema registrado, la cifra actual es 7.7 por ciento inferior, pues en ese mismo lapso de tiempo de 2019, la suma fue de 168 casos de la mortal lesión auto infligida intencionalmente.

Hasta el momento, del total de suicidios registrados en 36 municipios de la entidad, 148 personas optaron por el ahorcamiento, el 96.9 por ciento, y dos optaron por utilizar un arma de fuego.

El resto de los occisos, fue por asfixia por sumersión, es decir, se ahogó, uno se lanzó al precipicio, intoxicación por ingesta de medicamentos, se clavó un machete e ingirió herbicida.

Incluso, está pendiente los dos casos de militares retirados que tomaron la fatal decisión con el empleo de su respectiva arma de fuego, el primero ocurrió el pasado 23 de junio, en el predio ubicado en la avenida Quetzalcoátl entre 22 y 24 de la colonia Chichén Itzá y dos días después, en el fraccionamiento Jardines de Thadzibichén, Kanasín.

Asimismo, en torno al género, son 123 los hombres que “ofrendaron su vida a Xtab, diosa maya del suicidio”, el 79.3 por ciento, y 32 mujeres, el 20.7 porcentual.

Nuevamente, se observa que todas las mujeres optaron por salir por la puerta falsa se ahorcaron, adoptando la vía más rápida para quitarse la vida, por lo que el género femenino ya hizo a un lado los otros métodos, como el cortarse las venas o el consumo excesivo de medicamentos.

La mayoría de los ahorcados, se quitaron la vida con la soga de la hamaca o con los brazos de ésta, seguido de los que se colgaron de árboles.

En cuanto a su distribución geográfica, del total de personas que optaron por el autoatentado, 59 son de Mérida, el 38 por ciento, seguido de Kanasín, con 17 occisos, el 11 por ciento; Umán con seis defunciones, el 3.9 por ciento, y con cinco casos, Ticul, Izamal y Valladolid, el 3.2 porcentual, cada uno.

De igual forma, con cuatro casos, el 2.6 por ciento, está Celestún y Tizimín, mientras que con tres suicidas está Chichimilá, Peto y Tecoh.

Asimismo, con dos casos está Acanceh, Akil, Conkal, Maxcanú, Muna, Oxkutzcab, Progreso, Tahdziú, Telchac Pueblo, Temax y Tinum, mientras que el resto se distribuye en Buctzotz, Calotmul, Chacsinkin, Chemax, Cuncunul, Dzidzantún, Huhí, Hunucmá, Teabo, Teya, Tunkás, Tzucacab, Ucú y Yaxcabá.

Todo ello sin contar las personas que intentaron arrancarse la vida o que de manera oportuna se le atendió a tiempo o se les detectó de manera oportuna, entre los que destacó los dos jóvenes que pretendían lanzarse del distribuidor vial.

El mes con mayor incidencia de personas que optaron por la conducta de autoeliminación fue septiembre, con 25 casos; seguido de marzo, con 23; enero, con 19 suicidas; con 17 en febrero, abril y agosto, respectivamente; 15 en julio, 12 en mayo y 10 en junio.

En el primer trimestre fueron 59 los suicidas, el 38.1 por ciento; durante la aplicación del plan de resguardo domiciliario para evitar la propagación del coronavirus Covid-19, de abril a mayo fueron 29 casos, el 18.7 por ciento, y los 67 restantes, dentro de la Nueva Normalidad, el 43.2 porcentual.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *