Umán, los umanenses, los candidatos y los candidotes (y I)

Por Consejo Editorial

A poco más de una semana del campanazo que dio inicio a las campañas políticas hago un primer corte de caja y les presento mis primeras impresiones del desempeño de los candidatos que aspiran a la presidencia municipal de Umán. Aclaro que el orden en que los dispondré para dar mis opiniones no tiene importancia.

Empecemos con el candidato oficial; el priista-panista Gaspar Ventura, “Venturita”, el autonombrado “candidato del gobernador”. Gaspar inició su campaña haciendo gala y derroche de recursos para “posicionar” su imagen: espectaculares con un costo de $45 mil; un mitin celebrado en “Las Veletas” con pantalla gigante, luces, sonido y la concurrencia de trabajadores del ayuntamiento. ¿Esto lo acercó a la gente? En estos tiempos de pandemia y de crisis económica no creo que la mejor idea sea restregarle en la cara al pueblo cuantos miles de pesos se despilfarran para mostrar “músculo político” mientras hay ciudadanos en Umán, sobre todo en las comisarías, que pasan hambre y necesidades. De hecho, en el vídeo anexo se muestra como Gaspar deja con la palabra en la boca a unos ciudadanos, se da la vuelta y le “encarga” la chamba a una secretaria.

Hasta ahora la campaña de “Venturita” solo se ha basado en frases inspiradoras, pero no en propuestas concretas. Al menos en su muro no encuentro su propuesta de ejes rectores y de acción para solucionar la problemática del municipio. “Construyamos Juntos La Ciudad que siempre hemos soñado. Esté es el momento de hacerlo REALIDAD. Súmate.” (sic), es la frase que se encuentra en su muro de Facebook oficial. Indudablemente todos los umanenses sueñan con un Umán mejor, o al menos no tan malo como el que tenemos ahora con un gobierno panista, sin embargo “Venturita” no explica qué es lo que va a hacer ni cómo le va hacer para lograr ese Umán soñado. Y si le incluimos la frase “Súmate” me recuerda mucho al discurso demagógico de Freddy Ruz en su primera campaña. Frases rimbombantes, pero cero contenidos. O cómo dicen por mi cuadra: mucho ruido y pocas nueces. Tampoco hay acciones concretas que demuestren que Gaspar no será una continuidad de Ruz Guzmán, tampoco ha dicho que acciones llevará al cabo ante las acusaciones públicas que pesan sobre Ruz y su familia por presunto enriquecimiento ilícito, que es un tema vital y sensible para los umanenses.

Por otro lado, sus “boots” tampoco han abonado mucho a la campaña y más bien se han comportado de manera agresiva y rijosa descalificando en lugar de proponer. Por donde yo le mire no veo que “Venturita” y su gente estén haciendo una campaña cuyo argumento sea la propuesta, sino más bien sus “argumentos” son un intento por demostrar que el contrincante es más corrupto y cómplice de Freddy que Gaspar Ventura. Sin embargo, no perdamos de vista que “Venturita” también está implicado en el proceso penal que se le sigue a la familia Ruz-Guzmán-Couoh por presunto enriquecimiento ilícito y que también está siendo investigado por la fiscalía estatal y que será citado a declarar. Igual ahí están todavía en proceso las impugnaciones hechas por el PVEM de Umán, en las cuales se acusa a Gaspar de no presentar su agenda y gastos de precampaña ante el INE, lo cual le puede costar a “Venturita” su registro como candidato.

En conclusión, yo veo a Gaspar Ventura haciendo una campaña basada más en el dispendio económico y en la obtención del voto mediante el otorgamiento de recursos que mediante un verdadero acercamiento a la gente. Hasta ahora, parece no saber cómo resolver los problemas que padece la ciudad en cuando a servicios públicos y por eso evade esos temas cambiándolos por frases grandilocuentes, pero vacías. También tiene problemas legales que, aunque quiera ignorarlos y sus “boots” marear la perdiz, como una bomba marca ACME tarde o temprano les estallarán en la cara. (Continuará)

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *