Uber a punto de ingresar a tienda, luego de ser chocado por negligente conductor

Irresponsable conductor provocó un aparatoso accidente de tránsito cuando al hacer caso omiso a la señalética impactó un taxi de la plataforma Uber, con un saldo de dos lesionados.

El vehículo de alquilar quedó inservible y a consecuencia del fuerte impacto estuvo a punto de ingresar a la tienda de la esquina.

El incidente se registró hoy, a las 12:20 horas, en la calle 59 L con 114 de la colonia Bojórquez, con un saldo de dos lesionados, quienes fueron atendidos por paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El causante del incidente optó por darse a la fuga con todo y vehículo, sin embargo, un testigo del hecho de tránsito lo persiguió y al constatar que se estacionó en la calle 61 A con 92 de la misma colonia, solicitó la intervención de la policía estatal, por lo que fue trasladado hasta el lugar.
De acuerdo con el peritaje, el Vento gris con placas de circulación YZW-590-A habilitado como taxi transitaba de Sur a Norte sobre la calle 114 cuando al llegar al crucero fue colisionado.

A consecuencia de la fuerte colisión, el chofer perdió el control del volante y se subió a la acera y detuvo su marcha al impactar la puerta de la tienda Río de Grijalva.

En tanto que el guiador de la camioneta Hilux Toyota de color negro con matrícula YN-1763-A iba de Oriente a Poniente sobre la calle 59 L cuando al llegar al crucero no respetó la señal de alto de disco, y al invadir el carril chocó al vehículo que iba en preferencia de paso.
Al ver lo sucedido, el irresponsable conductor rápidamente se dio a la fuga, sin contar que era perseguido por un motociclista, quien constató que nuevamente “se voló” un alto y luego de ir en sentido contrario se estacionó en un predio ubicado a unos metros del Hospital Militar Regional de Especialidades.
Ante los uniformados y el guiador del taxi, el causante del incidente, un senescente, inventó numerosas excusas para deslindarse de los hechos, pero al final su responsabilidad.

Indicó que se retiró del lugar de los hechos porque no tenía sus documentos en la camioneta, los cuales estaban en su predio, pero cuando los agentes le pidieron su licencia de conducir y la tarjeta vehicular dijo que no los tenía a mano ya que se quedaron en la camioneta.
Los pasajeros, un menor de edad y su progenitor, iban en el asiento trasero y el chofer se salvó gracias a que se accionaron las bolsas de aire.
Al final, la aseguradora del negligente guiador se responsabilizó del incidente, y el Uber fue considerado como pérdida total.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *