Se ha incrementado el número de personas en situación de calle

Progreso.- Derivado de las crisis ocasionada por la pandemia del Coronavirus (COVID-19) el número de limosneros o personas en situación de calle se ha incrementado tanto en el puerto como en las demás comisarías.

Esto es ocasionado, ya sea que se trate de la grave situación económica por la que pasan o porque sus familiares simplemente los dejaron a su merced, en el abandono y en el olvido.

Por lo general, se trata de adultos mayores los que vagan por las calles en busca de una banca, un rancho, etc.

Estos ancianos viven en situación de pobreza a pesar de sus conocimientos y experiencia, son las cabecitas blancas que nos llegan a contar lo que no vivimos, los abuelitos o jóvenes de la tercera edad que viven hoy en situación de calle o abandono.

Muchos de ellos hoy en día se encuentran en la soledad, otros al amparo de lo que les puedan ofrecer sus familias, ya que como se sabe por su edad y condición de salud es muy difícil que se les pueda apoyar mediante un trabajo que les ayude en lo que respecta a sus gastos.

Algunas de estas personas han señalado que cuando se les presenta algún tipo de enfermedad recurren a remedios caseros, ya que muchas veces no cuentan con el dinero para la atención médica particular o para la compra de sus medicinas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *