Perrito es supervisor de ruta

Bryan Lucena/Vía ojo Acapulco

Un perrito en situación de calle llegó hace año y medio a la terminal de autobuses de Ejido, en Acapulco, ahí le empezaron a dar agua y comida los trabajadores de la central. El animalito se ganó la confianza de todos y ya jamás se fue, se convirtió en un acompañante fiel de todos los checadores, choferes, boleteros y auxiliares y hace unos días le otorgaron un gafete como un colaborador más de la terminal.

En su gafete se lee: “Terminal Ejido, Firulais Aplana Calles, Supervisor de Ruta”.

Todos en la central de autobuses lo conocen cariñosamente como “Negro”, y a él le encanta estar al pie del autobús cuando suben o bajan pasajeros. Es un auténtico supervisor.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.