Mil 850 millones suma el déficit del INAH, mañana cierre de zonas arqueológicas

Cerca de mil 850 millones de pesos suma déficit del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el cual aumentó en cerca del 70 por ciento a consecuencia del recorte presupuestal el monto asciende a, afirmó el secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, Carlos Hernández Carrillo.

Asimismo, advirtió que la situación para los trabajadores técnicos y profesionistas se complicará aún más durante 2021, pues el gobierno federal canceló las recontrataciones, al menos para el primer trimestre del año, “cuando lo que realmente se requiere es la generación de empleos”.

Reprobó el incumplimiento de los compromisos laborales institucionales con los trabajadores, motivo por el cual, a manera de protesta, a partir de mañana “habría un cierre escalonado de las zonas arqueológicas y museos reabiertos del país”.

Explicó que desde hace tres décadas, el INAH tiene un déficit arrastrado que asciende a mil 100 millones de pesos, situación que se recrudeció con la pandemia de Covid-19.

Ahora, con el recorte del 75 por ciento del presupuesto federal, el déficit del Instituto correspondiente a este año asciende a 750 millones de pesos, acotó durante la conferencia de prensa virtual.

Lamentó el retraso en el pago de las prestaciones, por lo que se afecta a cerca de cuatro mil trabajadores de base, de todo el país, y “Yucatán no es la excepción”.

Detalló que se afectó a cerca de dos mil 800 trabajadores, 800 investigadores, y el resto son arquitectos, conservadores y restauradores.

El recurso del Instituto proviene del pago por el acceso a los sitios y museos, pero con el monto obtenido durante el primer trimestre, “apenas se recuperó el recurso para las primeras autogestiones (del INAH)”.

Debido a la contingencia, las zonas arqueológicas y museos permanecieron cerrados durante seis meses, por lo que a partir de septiembre inició la reapertura paulatina de los mismos.

Sin embargo, “el recurso obtenido con la reapertura es insuficiente para la obtención de recursos autogenerados, por lo que hay una preocupación nacional ante las prestaciones no cubiertas”.

Indicó que cansados de las diversas gestiones para el pronto pago de las prerrogativas obligatorias, primeramente optaron por la colocación de mantas y ahora apuestan al cierre de las zonas arqueológicas y museos.

Por su parte, Enrique Roura Pech afirmó que en todo momento le han apostado al diálogo por lo que ahora, el cierre de los sitios “es el último recurso que nos queda… no es un contrasentido” el pretender cerrarlos ante su reciente reapertura.

Los integrantes del gremio dieron de plazo al gobierno federal la tarde de hoy, en tanto definían cuáles serías los primeros sitios en cerrar.

“De no haberse cubierto hasta ese momento el pago de los conceptos pendientes, se llevará a cabo al día siguiente el cierre escalonado de las zonas arqueológicas y museos recién reabiertos por el INAH en el país”, sentenció.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *