Los graffitis un problema que no logran erradicar en Progreso

Progreso.- Un problema que no logran erradicar en Progreso es el del graffiti en las paredes de casas y comercios, lo cual es una molestia ya sea quienes tienen sus propiedades en el centro o colonias y fraccionamientos.

Para algunos el graffiti es sólo una moda de jóvenes que buscan expresarse dentro de una sociedad, pero que causan daño y que parece no acabar en algunas colonias.

Escuelas, comercios, casas, banquetas, automóviles y hasta iglesias, forman parte de la amplia gama de “lienzos” que los muchachos escogen para exponer ideas y marcar territorios.

En un sondeo realizado algunas personas perciben al graffiti como actos vandálicos que deberían de ser castigados, ya que su única función es brindarle mala imagen a la ciudad, dañar la propiedad de un tercero y crear estereotipos.

Señalan que no están de acuerdo con el graffiti que prácticamente está por toda la ciudad, especialmente en las escuelas, ya que las asemeja a una cárcel y no es bueno para nadie.

“Está muy feo todo rayado, por ejemplo, la secundaria no parece secundaria, parece cárcel toda rayada, y es que ya la han pintado, pero siguen rayando, no es bueno para los chamacos.

“Yo vivo en una esquina y también la rayan mucho, y le hablamos a las patrullas y todo, pero pasan y no les hacen nada”, dijeron.
La falta de espacios para poder expresarse libremente puede ser el factor principal para que los jóvenes rayen lo que esté a su paso, opinó Nancy Díaz, residente de la colonia Juan Montalvo, por lo que sería bueno crear “espacios de libre expresión”.

“Lo que pasa es que uno lo mira como graffiti, pero para los jóvenes yo lo veo más como libertad de expresión, a lo mejor si hubiera más espacios donde ellos pudieran poner esas cosas, no pasara esto.

“También depende de quien lo haga, porque muchos lo hacen para hacer el daño, tú sabes que entre más lo prohíben, más lo hacen, por eso creo que debería de haber espacios públicos donde pudieran expresarse y para que no rayen en otras partes”, apuntó.
Una vecina de la colonia centro, quien no quiso dar su nombre, por miedo a represalias, destacó que son menores de edad quienes rayan las paredes de su casa.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *