La sastrería una profesión que está a punto de extinguirse

Progreso.- La sastrería en Progreso es una profesión que está a punto de extinguirse, ya que quedan muy pocas dedicadas a esta noble labor en el puerto.

Uno de ellos es Alfredo Chan Poot, de 85 años de edad, uno de los pocos que realizan las famosas prendas para caballero. Él es oriundo de Ixil, tierra de las cebollitas, “Don Chan”, como es conocido, hace aproximadamente 30 años llegó a Progreso y se “asentó” en la ciudad junto a su familia.

El aprendió el oficio en la ciudad de Mérida, en casa “Polo”, en la calle 62, esto después que su papá le aconsejara aprender una profesión para no llegar al trabajo pesado de ser campesino.

En sus años mozos primero fue peluquero y 12 años después, tuvo una oportunidad con un maestro de sastrería en Mérida, el cual se comprometió a enseñarle.

Actualmente, su profesión y sus 6 hijos son su impulso, ya que su esposa murió hace algunos años, de modo que su tiempo se lo dedica a realizar su loable labor.

“Me traen alguna muestra y me explican cómo lo quieren y de allí me baso, saco las medidas y moldes para hacerlo”, expuso don Chan.
Cada prenda, dijo, le lleva 2 días y medio realizarla, de modo que es una forma de entretenimiento y de mejorar su economía, esto, aunque sus hijos están pendientes de él.

Contó que cuando él aprendió de los maestros tenían más edad y muchos ya fallecieron. Además, agregó que actualmente no hay jóvenes que se dediquen a esta profesión, porque mayormente se dedican a estudiar para conseguir un empleo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *