Incendio dañó 30 pirámides de Oxkintok, con antigüedad de 2 milenios

Un incendio forestal ocurrido la semana pasada dañó a unos 30 edificios de diversos conjuntos monumentales de la zona arqueológica de Oxkintok, cuyo peritaje de daños fueron hoy presentados, informó el jefe de Trámites y Servicios Legales del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) – Yucatán, José Arturo Chab Cárdenas.

Explicó que el lamentable suceso, derivado de la sequía que prevalece en la Península de Yucatán, afectó cerca de dos kilómetros cuadrados dentro del sitio, cuyas estructuras piramidales tienen una antigüedad de unos dos mil años, los cuales tienen desde daños parciales hasta desprendimientos de piedras.

“Hubo un daño fuerte, derivado del incendio forestal registrado la semana pasada”, expresó al mencionar que el sitio arqueológico cuenta con un seguro contra daños, por lo que se efectúa todos los trámites correspondientes.

Expresó que de manera conjunta, los bomberos de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) y de la Policía Municipal de Maxcanú, atendieron oportunamente el incendio, el cual lamentablemente afectó varios conjuntos monumentales del sitio.

El dictamen pericial de daños estuvo a cargo del arqueólogo Luis Pantoja Díaz, en el cual se concluyó que las áreas afectadas de la ciudad precolombina alcanzaron el Grupo Donato Dzul, ubicado a 500 metros al norte-noroeste de la caseta de servicio.

Asimismo, se afectaron los grupos Cib, Chi, y Kumul, estos dos últimos con basamentos piramidales, los que conservan evidencia de mampostería en buen estado, que fue dañada por el fuego.

El fuego también alcanzo el área de visita al público y afectó severamente secciones de los grupos Dzib, May y Ah Canul.
Ante los daños ocasionados al patrimonio cultural, el Departamento Jurídico abrió un expediente por daños, realizándose el reporte correspondiente para acceder al seguro institucional para poder resarcir los daños a la urbe prehispánica.

Oxkintok es considerado uno de los asentamientos más importantes del Norte de Yucatán y, quizás, la ciudad más antigua de la región Puuc central.

Cabe destacar que su posición le permitió controlar el flujo de bienes comerciales procedentes del sur de la Península de Yucatán y conectarse con otras culturas contemporáneas.

Asimismo, su cronología principal es Preclásico Superior y se extiende hasta el Posclásico Temprano, del 300 a. C., a aproximadamente, hasta 1200 de nuestra era.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *