GEY viola ley federal con plan de movilidad en Centro Histórico de Mérida

La “magna obra” que el Gobierno del Estado desarrolla en el Centro Histórico de Mérida sería cancelada en breve, ya que el director del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut), Aref Karam Espósitos, nunca efectuó los respectivos trámites antes el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Por ende, al hacer caso omiso a las leyes federales, el Ejecutivo local dará marcha atrás a su proyecto, pues carece de la respectiva licencia.

A dos días de la puesta en funcionamiento del Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de Mérida, en breve será clausurado.

Incluso, la dependencia federal citará al funcionario estatal para el esclarecimiento de la situación, pues omitió la normatividad de protección al patrimonio histórico.

De acuerdo con la información proporcionada, se elabora la respectiva documentación en contra del Imdut por efectuar un proyecto sin contar con la respectiva autorización.

Karam Espósitos hizo caso omiso a la Ley Federal sobre Monumentos Históricos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, entre ellos el Artículo Séptimo, el cual indica que “Las autoridades de los estados, Territorios y Municipios cuando decidan restaurar y conservar los monumentos arqueológicos e históricos lo harán siempre, previo aviso y bajo la dirección del INAH”.

Asimismo, en ningún momento el Imdut realizó los respectivos trámites y mucho menos presentó el anteproyecto, por lo que es ilegal el plan de movilidad que empezó a funcionar desde el pasado sábado 5, cuyo objetivo es el de proteger la salud de los yucatecos, en especial de los usuarios del transporte público y personas que trabajan y acuden todos los días al Centro Histórico de la ciudad capital, y por ende, cortar la cadena de transmisión del Covid-19.

Según el Imdut, el Plan fue realizado por expertos en movilidad, con acciones que contemplan ofrecer banquetas más amplias y con arbolado, mejoras en los principales cruceros, espacios con accesibilidad universal, así como la intervención de calles sin ampliación peatonal para mejorar vialidad del transporte público.

El proyecto busca mejorar el entorno urbano con la instalación de mobiliario urbano y vegetación a través de maceteros que permitirán que haya menos calor en la vía pública.

“El proyecto se encuentra dentro del Acuerdo de Reapertura Económica Segura de Yucatán y contempla convertir al Centro Histórico de Mérida en un sitio seguro para todos, logrando el equilibrio entre salud y mantener actividad comercial que es la fuente de ingresos de muchas familias, todo ello sin afectar la vitalidad y el dinamismo de este punto de la ciudad”, según el Imdut.

Dicha estrategia tiene como visión evitar aglomeraciones y proteger la salud de los yucatecos mediante una mejora a la movilidad y funcionalidad de este punto de la Mérida, de manera que se convierta en zona comercial, turística y de servicios 100 por ciento segura para todos ante la pandemia que prevalece.

Finalmente, cabe destacar que es la segunda ocasión que el gobierno del Estado viola respectiva ley.

La primera vez ocurrió el 11 de septiembre de 2019, cuando de manera ilegal la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) pretendió ampliar sus oficinas al derribar los muros correspondientes a las celdas de la ex Penitenciaría Juárez, a lo que al final se le impuso una multa de 300 mil pesos.

El INAH tiene entre sus objetivos la investigación, protección, conservación, restauración y recuperación de los monumentos paleontológicos, arqueológicos e históricos y de las zonas de monumentos, en el caso en particular los inmuebles que se encuentran dentro de la Zona de Monumentos Históricos de la Ciudad de Mérida, de conformidad con el decreto por el que se Declara una Zona de Monumentos de la Ciudad de Mérida, publicado en el diario oficial de la federación de fecha 18 de octubre de 1982, quedando dicha zona protegida por los poderes federales específicamente por el Instituto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *