Freddy Ruz confirma la ineficiencia de la policía municipal y que sí hay recursos después de todo

Estas “generosas” acciones de Ruz Guzmán también generan muchas dudas, pues no hace mucho lloraba como una Magdalena ante los diputados por un préstamo de $10 millones pues, según él, no hay dinero en las arcas del municipio umanense dinero para el mantenimiento de los servicios públicos, pero al parecer sí hay para regalar motos, Smart TV, bicicletas, estufas y triciclos.

No le quedó de otra que hacer entrega de un triciclo nuevo a la familia y convertir su incapacidad en una situación mediática.

El pasado domingo, en esta casa editorial informamos sobre el hurto que sufrió una familia de escasos recursos pues, mientras cortaban leña para llevar a su hogar, un desgraciado tomó su triciclo dejándolos a la deriva. Gracias a la movilización de la gente en redes sociales, muchos umanenses se ofrecieron para apoyar a los afectados.

Como era de esperarse, el alcalde Freddy Ruz Guzmán no desaprovechó la oportunidad, a pesar de admitir públicamente que “aún no tenemos pista de quién haya tomado su triciclo”, después de comentar que puso a todas las unidades de la policía municipal para encontrar al ladrón. Con esos comentarios, Freddy no sólo confirmó que la policía municipal de Umán es un departamento muy ineficiente, también nos terminó de confirmar que aquel “show” de la anciana a la que le robaron sus frutas fue un espectáculo montado. Además, ¿cómo va a ser posible que después de movilizar a todas las unidades de seguridad municipal no tengan ni una pista del ladrón?

Realmente es de reflexionar. Porque de ser verdad lo que dijo el alcalde, la ineficiencia y poca utilidad de los elementos de la policía municipal es lo que florece en dicha dirección. Claro que es bien sabido por todos los umanenses que los oficiales municipales de seguridad no sirven para mucho. La realidad es que no sirven para nada. En repetidas ocasiones, en lugar de ayudar a la población, la han puesto en peligro, han sido protagonistas de muchos accidentes viales, no llegan puntuales a sus distintas llamadas, entre otras muchas críticas que demuestran, no son gente que sirva a un municipio.

¿Cómo es que para encontrar al malhechor que robó las frutas de aquella señora Freddy movió cielo, mar y tierra para dar con los ladrones de manera casi inmediata y con esa familia no hizo un esfuerzo mayor? Además, ponemos en tela el juicio la palabra del alcalde, pues conociendo sus modos de operar, quizá ni le tomó mucha importancia al caso y Freddy prefirió “regalar” un triciclo y varias herramientas necesarias a la familia para verse ante la comunidad como una buena persona. Lo positivo aquí es que los afectados de aquel robo ahora ya cuentan con un triciclo nuevo y varias herramientas, las cuales serán de mucho provecho para ellos.

Lo lamentable es que, como siempre, Freddy de nuevo se volvió a aprovechar de las necesidades de una familia, causadas por la misma ineficiencia de su administración, para seguir sacando raja política, aunque sea en vano. Que feo que aún no se le quite este vicio al alcalde al que le urgen nuevos asesores, porque esto cómo que ya no le está funcionando y ya nadie en Umán se lo cree y mucho menos se lo festeja, salvo a su ejército de “boots”, pagados con el erario, que son los únicos que hablan bien de él y sus anticuadas estrategias.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *