El ayuntamiento de Acanceh: nepotismo e intolerancia

Por Felix Bigman

El nepotismo es un acto de corrupción que transgrede el artículo 108 Constitucional y la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos. Felipe Medina, alcalde de Acanceh, lo fomenta al tener como directores de seguridad pública y comunicación social a los hermanos Wilberth y Edward Chan Tolosa, el último tiene también el cargo de delegado municipal del Partido Verde Ecologista de México en esa localidad, institución política de la cual emana el primer edil.

Felipe Medina, además de ser un alcalde que oculta información pública como las actas de sesión de cabildo, las cuentas públicas, las licitaciones y contratos de obras y servicios, así como la nómina municipal, entre otros, mantiene sumido en el rezago social al municipio de Acanceh con sus comisarías, pero, además, permite que el director de la policía municipal Wilberth Chan Tolosa y su hermano, el director de comunicación social Edward Chan Tolosa, se vuelquen en las redes sociales haciendo campañas de desprestigio contra la ciudadanía que emite alguna opinión respecto al mal funcionamiento del alcalde y su ayuntamiento o de alguno de ellos como servidores públicos demostrando, en primera instancia, ignorancia, soberbia e intolerancia a las críticas, por tanto cada acto en contra de los ciudadanos o medios de comunicación en intentos de desprestigio por parte del este alcalde y sus esbirros se traduce como agresiones a la libertad de expresión consagrada en nuestra Carta Magna y los tratados internacionales de derechos humano.

Estos intentos primitivos de censura son una práctica común en localidades gobernadas por caciques ignorantes de las leyes, siempre protegidos por algún diputado o senador.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *