Dos días sin agua potable y nuestras milpas destrozadas, resaltan en Papacal

Comunidad maya, que pertenece al municipio de Peto, y se ubicó en el área que más afectó la tormenta tropical “Grace” en paso por el mayab, el pasado jueves 19 de agosto.

Peto, Yucatán, México a 21 de agosto de 2021 (Bernardo Caamal Itzá)

Después de varios días sin energía eléctrica y agua, ayer poco más de las 11 de la noche, se reestableció el servicio de agua entubada para la comunidad maya de Papacal y que se encuentra por la parte noreste, a 12 kilómetros de la cabecera municipal de Peto.

Los servicios de energía eléctrica se interrumpieron después de las primeras rachas de lluvia, la tarde del miércoles 18 de agosto, y que, aunque regreso este servicio por unas cuantas horas, nuevamente se interrumpió durante los momentos en que la tormenta “Grace” afectaba esta región petuleña.

Papacal, una de las comunidades, en donde se sintió con más rigor el impacto del meteoro, al igual que varias localidades cercanas y que pertenecen al municipio de Yaxcabá, como son Tahdzibichen, Tiholop, Canakon, San Pedro, Huechebalam, Tiholop, Sipche, Tinuncah, San Marcos, Xlapak, Xnikteil, entre otros.

Papacal, al igual que varias de las comunidades de Yaxcabá, estuvieron en el área de impacto del ciclón o chak ik’aal, los intensos vientos afectaron las milpas de los productores y con ello, la esperanza de cosechar a mediados o finales del mes de septiembre.

Hay quienes incluso, están a menos de 3 semanas de comer elote sancochado “ese día no llegó, porque nuestros maizales cayeron por completo, y en esa etapa productiva en que se encuentra pues nos afectó en nuestra endeble economía familiar” resaltaron los lugareños.

“Mira como quedó la casa de 8 familias de aquí, entre que subió el nivel y de lo que paso en el techo de sus casas” nos externaron con desesperanza.

“No hay trabajo debido al virus, y nuestra esperanza, está en lo que hacemos en nuestra milpa, pero nos llegó este mensaje de la naturaleza”

Papacal, tiene la fortuna de estar ubicado encima de un cenote y que gran parte del agua que cayó, se fue a este lugar, y hoy en día viven más de 100 familias con poco más de 550 personas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *