Bajan las ventas en el mercado municipal de Progreso

Progreso.- Como todos los inicios del año, las ventas del mercado municipal se reducen al 50 por ciento debido a los ajustes de precios en los productos que un día fueron considerados como la llamada canasta básica.

Locatarios como Carlos Cruz mencionan que, como se esperaba, los fines de año hay movimiento y en los inicios, dijo que todos los locatarios tienen momentos de vacaciones forzosas por un decir, ante la disminución del movimiento en el zoco.

Los que aun tratan de conservar sus ventas son los giros de comidas o fonditas, comercios de jugos y licuados y pescados y mariscos.

Pero la mayoría de los casi doscientos locatarios, en este invierno el movimiento de sus comercios es limitado, por lo que nos tenemos que ajustar a nuestras necesidades ya que con lo que obtenemos de nuestras ventas es con lo que mantenemos a nuestras familias.

En el caso del turismo internacional de los cruceros los paseantes sólo consumen algunas frutas o algún recuerdo, pero por lo general son muy pocos los que consumen alimentos, a diferencia del turismo local que sí realiza compras, como son los que buscan productos frescos del día: carnes rojas, pescados, mariscos, que por lo general no consiguen en supermercados o tiendas grandes.

Los que sí han mantenido o aumentado sus ventas en pasadas vacaciones de fin de año fueron los dedicados al área de comidas, pescados y mariscos, frutas de la época, carnes rojas y aves, aunque la demanda en este año no fue la esperada, de acuerdo a las estadísticas de años anteriores.

Para muchos comerciantes las ventas del zoco han sido de regulares a bajas, tan es así que apenas en general en el caso de los que comercian revistas, estiman que las ventas se reducen al 50 por ciento en estos primeros días del año 2020.

Los que salen más afectados son los que vienen de pueblos o zonas cercanas a Mérida, las mesticitas que trabajan en las mesetas porque obtienen pocas ganancias.

En cuanto al ambulantaje, dicen que perjudica de cierta manera a los comerciantes del zoco, pero no es justificación como para decir que por ellos las ventas no levantan.
En todo caso habría que reubicarlos para no afectar al comercio formal, que es el mercado municipal que padece la falta de clientela.

Las autoridades deben aplicar mano dura contra el ambulantaje en el puerto porque el mercado es algo establecido donde habemos personas que vamos por la tercera generación y muchos venimos arrastrando adeudos de los locales que estamos buscando cubrir y ahora por razones expuestas tendremos que retrasar el periodo de pagos por la mala racha que nos afecta en inicio de año.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *