//empieza aki //hasta aki

Yo también quiero un Umán inteligente

Pero Gaspar no es inteligente, si lo fuera se daría cuenta que no necesita de una costosa app para ver las necesidades de los umanenses, solo hay que ver, sin costo alguno, cualquiera de los grupos de Facebook que hay en Umán. Aquí le comparto unas capturas de pantalla cómo ejemplo.

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

Desconozco que impulsa a los políticos, cada vez que están en campaña electoral, a proponer cosas grandiosas e ilógicas en lugar de exponer sensatez. La historia reciente exhibe a Ivonne Ortega y su tren bala; a Mauricio Vila y su transporte público inteligente; Mardoqueo Uicab y su Universidad de Umán y, por último, Gaspar Ventura y su propuesta para crear un Umán inteligente. Me centraré en está última propuesta: un Umán inteligente.

Tal y cómo “Venturita” plantea está propuesta a mí, en lo personal, me parece una vacilada y un despropósito. Me explicaré: pensemos en el municipio de Umán como si fuese un ente vivo, que de hecho lo es, y con las mismas necesidades que un ser vivo. Si tomamos como referencia la pirámide de Maslow para categorizar esas necesidades y cómo deben ser satisfechas, lo primero que se debe resolver son las necesidades básicas, que son las que necesitamos para sobrevivir.

Crear una app para reportar servicios, entregar computadoras a estudiantes, tener atención médica en casa y tener wi-fi en todo el municipio sería genial… el problema es que hay otras necesidades más apremiantes y básicas.

De entrada, no se debe ofrecer eso cuando ni siquiera se ha cuantificado con exactitud el daño que seis años de administración panista le han causado al municipio. ¿De que serviría una app para reportar lámparas quemadas, baches o la falta de agua potable cuando ahora mismo ni siquiera se tiene la capacidad económica, material, humana y de logística para resolver esos problemas? Primero que se hagan carreteras que unan fraccionamientos y comisarías con la cabecera municipal; que se tapen todos los baches y que se cambie la carpeta asfáltica de calles enteras si es necesario; que se ilumine toda la ciudad; que la seguridad pública sea para los ciudadanos y no para pisotear los derechos humanos y que el agua potable que suministra SAPAMUY suba, sin faltar un día, hasta el tinaco más lejano.

¿Nos quedó dinero después de haber hecho muy bien todo eso? ¡Ah! Entonces vamos a documentar cómo se hizo todo eso muy bien y crear manuales de procedimientos para estandarizar la calidad de servicios públicos que ofrece la comuna.

Y después, ya con un servicio de excelencia como estándar, hagamos una app. Además, que nos explique “Venturita” de qué les servirá esa app a todos los umanenses que habitan en los muchos fraccionamientos que aun no han sido municipalizados si la Ley y el Reglamento que rigen a los municipios le impide proporcionarles servicios.

Pero, además, Gaspar Ventura presenta propuestas como “Atención médica en casa 24/7 médico contigo” que significarían una duplicidad de gastos. ¿Acaso lo que “Venturita” nos quiere decir es que el programa “Medico 24/7” implementado por su amigo gobernador no sirve para nada? Digo, porque si ya pagamos con nuestros impuestos un “Medico 24/7” el cual, según el gobernador, funciona de maravilla ¿para qué gastar en otro igual? Lo mismo sucede con el plan al que Gaspar llama “Umán conectado”: el gobierno federal ya tiene un programa llamado “Cobertura social” para proporcionarles a los habitantes de zonas marginadas y sitios públicos conexión a internet. Sólo es cuestión de gestionarlo.

Entregarles computadoras a los estudiantes me parece genial, siempre y cuando, cómo dije antes, se cubran las necesidades más apremiantes y básicas del municipio bajo la premisa que el bien de muchos siempre está por encima del bien de uno.

Yo concuerdo con “Venturita”, hagamos de Umán una ciudad inteligente: de gente inteligente que no se deja engañar con propuestas demagógicas y de gente que emitirá su voto de manera inteligente para no permitir la continuidad del grupo que ha llevado a Umán a la ruina.

El mismo “Venturita” reconoce que está administración ha sido corrupta, por decir lo menos, así que yo también quiero un Umán inteligente, que se dé cuenta que esta administración corrupta también vino del PAN y también ofreció el mismo discurso cuando estuvieron en campaña hace tres años. “Venturita” quiere un Umán inteligente, pero él no es lo suficientemente inteligente como para, en un acto de reconocimiento de culpas, se disculpe públicamente por seis pésimos años de administración panista. ¿Qué él tiene las manos limpias? No, no las tiene, porque él representa, como candidato, a ese mismo PAN corrupto y corrompido que ahora gobierna Umán. Y para darse cuenta que así es no se necesita ser muy inteligente.

Pero Gaspar no es inteligente, si lo fuera se daría cuenta que no necesita de una costosa app para ver las necesidades de los umanenses, solo hay que ver, sin costo alguno, cualquiera de los grupos de Facebook que hay en Umán. Aquí le comparto unas capturas de pantalla cómo ejemplo.

Yo también quiero un Umán inteligente este próximo 6 de junio. Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.