Ventura Cisneros; el candidato priista del PAN en Umán ¿tan mal está el PAN y el panismo en Umán?

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

Cuando Freddy Ruz Guzmán ganó por primera vez las elecciones como candidato del PAN a la alcaldía umanense, los militantes y los simpatizantes panistas se alegraron y dieron por cierto que ese hecho llevaría al PAN de Umán a una era dorada. Hoy, más de cinco años después, el Partido Acción Nacional umanense está hecho pedazos, pulverizado y sus militantes deben, y si no están deberían, estar avergonzados. Hoy en Umán no existe el panismo, existe un freddysmo impuesto a base de corrupción, nepotismo y de intereses personales. Si no estoy en lo cierto, que algún panista umanense me calle la boca demostrándome que Ventura Cisneros, su candidato, representa los valores políticos, morales y éticos del PAN.

¿Tan mal está el PAN en Umán que su única opción es un expriista marrullero y chanchullero? Parece que sí. El grave problema es que Freddy tiene el don del Rey Midas, pero al revés; en lugar de convertir las cosas en oro las pudre y las corrompe. Un ejemplo de ello son José Manuel Ruiz, el actual secretario de la comuna, y Gregorio Montero, director de planeación. El Josema y el Goyo le vendieron su alma al diablo, este les jugó el culo y al final los desechó como bagazo de naranja. Ambos son hoy cascajo político.
Ventura Cisneros no es el candidato que le conviene al PAN, tampoco es la persona que le conviene a Umán; Ventura Cisneros es el cómplice que le conviene a Freddy para que este salga impune después de terminar su administración. Ventura Cisneros es quien, eventualmente, solaparía la corrupción que ha caracterizado a esta administración freddysta.

Además, Ventura Cisneros es el candidato más caro para los umanenses, pues, con toda seguridad, Freddy Ruz va a echar toda la carne al asador para que gane su cómplice por lo que hay que preguntarnos: ¿Cuánto dinero del erario y programas sociales se va a desviar para comprar voluntades y votos? Hay que considerar que la ciudadanía ya fue engañada por Freddy en las elecciones pasadas, así que lo más seguro que ahora los umanenses quieran vender más caro su cariño. Súmele a eso que, de ganar Ventura, van a ser tres años más de abandono municipal, pues quienes inviertan su capital en la campaña de “Venturita” querrán recuperar su inversión más sus ganancias… ¿y de dónde cree usted que va a salir ese dinero? ¡De las arcas públicas, por supuesto!

Ventura Cisneros podrá ser, entonces, candidato con membrete del PAN, pero no de los panistas quienes, con toda justicia, deben sentirse indignados porque todos esos años de lucha política en la que el PRI les daba de palos se ha ido al caño: hoy su alcalde les impuso, por conveniencia propia, a un priista. Solo falta que sean los Castillo quienes operen la campaña política de “Venturita”, ya lo verán.
Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *