Valentín Pech Dzib: ¿quién pompó?

Ponen al descubierto una millonaria mansión campestre propiedad de la esposa del alcalde de Kinchil. Pech Dzib hasta carretera nueva mandó a hacer, con cargo al erario.

La fastuosa propiedad se encuentra a la entrada de Hunucmá, antes de llegar al retén en la vía Tetiz- Hunucmá, en un camino blanco que se utiliza para llegar. Esta casona está ubicada al lado de otra super mansión, que es propiedad del director de obras públicas de Hunucmá, Rafael Romero Xool, el mismo que vendió el terreno al actual alcalde de Kinchil, Valentín Pech Dzib, ambos emanados del PAN. La mansión del alcalde, de acuerdo a un recibo oficial de la CFE, está a nombre de su esposa Neify del Socorro Balam Koyoc.
Este inmueble se construyó en la época de la pandemia, cuando el pueblo y la comisaría necesitaba el apoyo. Gente de Kinchil y Tamchen trabajaron ahí y luego fueron despedidos por que el alcalde no les pagó lo que les corresponde, llegando al grado de liquidarles su sueldo con despensas del gobierno del estado.

Los pobladores de ese municipio aseguran que el alcalde también es propietario de tres casas más: dos en Caucel Santa Fe y otra en Samahil, así como un lujoso automóvil que se guarda en Caucel.
La pregunta que todos se hacen es ¿quién pompó? pues todo eso representa una inversión económicamente alta y Valentín Pech ni con su sueldo como alcalde y dejando de comer durante diez años ahorraría para construir esta finca y, además, obtener otras casas para su beneficio.
Pech Dzib, con esto, ingresa al tristemente selecto grupo panista de alcaldes pertenecientes al VIII Distrito Local que se han enriquecido de manera súbita e inexplicable y hasta terratenientes han resultado ser. Los otros alcaldes pertenecientes a tan “honroso” club son José Alberto Padrón, de Hunucmá y Freddy Ruz Guzmán, de Umán.

Además, Valentín Pech también quiere igualar a los otros dos alcaldes del PAN en detentar el poder municipal por seis años corridos, pues a pesar de su pésima administración, otra cosa que tienen en común estos blanquiazules, va por la reelección. Ojalá que los kinchileños aprendan la lección en pellejo ajeno y vean lo mal que la pasó Hunucmá con Alberto Padrón y el abandono y deterioro de Umán con Freddy Ruz y no se dejen deslumbrar por unos pesitos a cambio de su voto. Y si no, pues que con su PAN se lo coman porque ya se los advertimos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *