“‘Toro’ Pech: deja de poner en riesgo a los umanenses”

Fue lo que le pidieron los umanenses al suspirante priista para que deje de hacer obras que, en lugar de ayudar, perjudican.

Por Daniela C. Canul

¿Qué pasó Toro? Ni ha iniciado lo bueno y ya la estás regando.

Dicen las chichís que “más ayuda el que no estorba”. Esto le cae como anillo al cuerno a “Torito” Pech, quien pretende ser candidato a la alcaldía de la ciudad, según él cómo digno representante del PRI. Sin embargo, lo que no sabe este inexperto político es que no sólo es “echar una manita” así nada más, ya que si no se tienen los conocimientos de lo que se hace el resultado puede ser perjudicial para otra gente. Julián, decidió “ayudar” a la sociedad de Umán a tapar los millones de baches que existen en las calles, pero, aunque lo haya hecho de buen corazón o por pura conveniencia para figurar, esto último es lo más seguro, lo único que hizo fue ponerle una piedrita más al pozo, ya que, al rellenar los baches solo con polvo y tierra, generó una trampa mortal para motociclistas y moto taxistas.

De hecho, el día de ayer en esta casa editorial, presentamos un video en donde una señora se barrió por el asfalto con su moto al tratar de esquivar un bache, el accidente fue ocasionado porque el polvo que usó “Toro” Pech y sus achichincles para disque tapar el agujero propició que la superficie de rodamiento en asfalto no tuviese “agarre” y por lo tanto el resbalón con el vehículo sea más peligroso. La ciudadanía, a través de las redes sociales, levantó una denuncia en donde exhortaron al suspirante Pech, a que deje de poner en peligro la vida de los umanenses y que si no va a hacer las cosas cómo debe de ser, que mejor no las haga. A estas alturas, los umanenses se han vuelto más exigentes, gracias a las traiciones que sus autoridades han hecho para con ellos.
“Señor Julián Toro Pech, de la manera más atenta le pido que deje de poner en riesgo la vida de los Umanenses, con su protagonismo político”, finalizaron los quejosos, con toda razón.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *