Foto cortesía Espita mx

Riesgo de repunte del COVID en el cierre de año; en Yucatán se alistan ferias tradicionales

Por MIGUEL II HERNÁNDEZ MADERO

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió sobre un repunte de COVID-10 en el cierre del año y en se panorama Espita y Tizimín realizarán sus ferias tradicionales, suspendidas por la pandemia en 2020, a las que sumaría Valladolid con su Feria de la Candelaria en febrero próximo, con lo que se tendría la triada de Ferias del Oriente de Yucatán, que implica el desplazamiento y la aglomeración de gente en condiciones sanitarias con la sombra del COVID-19.

Según consigna el periódico Milenio, en su edición del lunes 8 de noviembre, Cristian Morales, representante de la OPS en México, destacó que en las próximas semanas se vería el efecto de los eventos masivos realizados en el país.

FERIAS EN YUCATÄN

De los dos municipios mencionados, Espita sería el primero en arrancar, aunque Tizimín desde hace varias semanas hizo el anuncio correspondiente.
En contraste a nivel estatal de canceló la Feria de Xmatkuil y el Ayuntamiento de Mérida ya anunció que no habrá Carnaval 2022,
Mientras tanto, en el sur del estado, Tekax alista también su feria y no sería extraño que otros municipios sigan el ejemplo tras el anuncio nacional de que Yucatán ya está en semáforo verde.

Mérida, en contraste, canceló su carnaval 2021 que se realiza en la comisaría de Xmatkuil, donde fue suspendida por segundo año consecutivo la mayor feria que se realiza en la entidad.
En Valladolid, versiones de empresarios y comerciantes señalan que solicitarían que sí se realice la Feria de la Candelaria 2022, pues ya se está reactivando la economía y la contingencia sanitaria ya se superó, con cada vez menos contagios y fallecimientos por el COVID-19. Su realización dependerá de la actual administración municipal encabezada por Alfredo Fernández Arceo.

Curiosamente, los tres municipios (Espita, Tizimín y Valladolid), son encabezados por administraciones panistas, partido en el cual milita el actual gobernador Mauricio Vila Dosal.
Tizimín fue el primer municipio en anunciar su Feria Tradicional de Reyes, para la cual ya vendieron espacios de expositores, así como se concretó todo lo relacionado con la construcción del ruedo taurino y la venta de concesiones para venta de cervezas y alimentos correspondientes.

Ese evento, el más grande fuera de Mérida, recibía a miles de visitantes año con año hasta que se suspendió en 2021 por la contingencia sanitaria. Es una de las ferias con más antigüedad en la entidad, tanto que algunos despistados la han calificado como “milenaria”, sin entender qué significa esa palabra.

En Espita por su parte se alista todo para iniciar en la segunda quincena de diciembre su tradicional feria, para la cual el 25 de noviembre se realizará el Convite, con lo que arranca todo el proceso previo. También se prevén vaquerías, corridas y bailes populares.

De la misma manera en Tekax ya se eligió a la embajadora de la Feria, preparándose para los festejos.

Valladolid, con su Feria de la Candelaria (2 de febrero) se sumaría a esa reactivación, al decir de empresarios y ganaderos, pero el Ayuntamiento no ha dicho nada al respecto.

EN CONTEXTO: CIFRAS DEL COVID

Las autoridades estatales han manejado desde hace algunas semanas un drástico descenso, tanto en contagiados como en decesos por el COVID, por lo que se ha ido abriendo la actividad comercial y reuniones sociales, incluyendo ferias y convenciones.

Frente a las cifras alegres difundidas en el plano local, a nivel mundial se vive una cuarta ola de contagios que han elevado los niveles de alerta en Europa y Asia.

En México, según el reporte de la Secretaría de Salud del domingo 7 de noviembre, se tenían tres millones 825 mil 404 contagios y 289 mil 674 muertos.

Tan sólo en los primeros siete días de noviembre se registraron mil 382 contagios a nivel nacional. El semáforo federal desde principios de este mes puso a Yucatán en semáforo verde, en tanto que las autoridades estatales lo mantuvieron en amarillo.

Según la Organización Panamericana de la Salud, según la misma fuente citada, el riesgo en el país se debe a que hay más de 20 mil casos activos y eso hace “altamente probable”, que haya un incremento en los casos de COVID-19, dependiendo de las medidas sanitarias tomadas en los eventos masivos realizados.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.