Reapertura gradual de zonas arqueológicas, las primeras 7 a partir del lunes 14

Ek’Balam, Izamal, Mayapán, Uxmal e Xcambó serán las primeras zonas arqueológicas que reabrirán en Yucatán, a partir del próximo lunes 14, anunció el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán, Eduardo López Calzada.

De igual forma, la reapertura de Chichén Itzá y Dzibilchaltún será a partir del martes 22, al día siguiente del fenómeno arqueoastronómico del equinoccio de otoño.

Aclaró que será gradual la reapertura de las zonas arqueológicas y museos del Estado, para evitar un rebrote de Covid-19.

Bajo las estrictas medidas que marca la nueva normalidad, para evitar contagios de Covid-19, a fin de garantizar la seguridad y el bienestar de su personal operativo y de los visitantes, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del INAH comenzará la reapertura de siete zonas arqueológicas del Estado.

En Yucatán hay 17 sitios precolombinos abiertos al público, pero aún no hay fecha para tal el caso de Acanceh, Aké, Chacmultún, Grutas de Balamcanché, Grutas de Loltún, Kabah, Labná, Oxkintok, Sayil e Xlapac.

Remarcó que por medio del Centro INAH Yucatán, en todos los sitios arqueológicos se aplicarán los lineamientos en materia de protección sanitaria, emitidos por la Secretaría de Salud.

Al mismo tiempo, se llevarán a la práctica acciones puntuales para el regreso ordenado y seguro del público y de los trabajadores, con el objetivo de cuidar la salud y disminuir el riesgo de contagio del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19.

Bajo tales criterios, el próximo lunes 14 se reiniciará la visita presencial en las zonas arqueológicas de Uxmal, Xcambó, Mayapán, Izamal y Ek Balam.

Sin embargo, en Uxmal, el espectáculo nocturno de “luz y sonido” está suspendido.

En tanto, el martes 22 de septiembre reabrirán las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Dzibilchaltún; en la primera, bajo un estricto protocolo, el aforo permitido será de tres mil visitantes diarios.

Mientras que en Dzibilchaltún, estarán cerrados el cenote Xlacah, el Templo Parado y la Aldea Maya.

Las siete zonas arqueológicas abrirán de lunes a domingo, de 8:00 a 17:00 horas. El último acceso a estos sitios será a las 16:00 horas.

En el caso de Chichén Itzá, se recomienda como horario para agencias, preferentemente, de 11:00 a 14:00 horas.

Explicó que sólo se permitirá la entrada de grupos con un máximo de 10 personas, incluidos los grupos guiados por operadores de servicios turísticos.

Resaltó que están suspendidos los horarios especiales, al igual que Noches de Kukulcán.

En lo que respecta a los museos bajo la administración del INAH, a partir del jueves 17 de septiembre abrirá nuevamente sus puertas el Museo Regional de Antropología, Palacio Cantón, con horario de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00 horas. El último acceso será a las 16:30 horas.

Mientras que el Museo del Pueblo Maya, ubicado dentro de la Zona Arqueológica de Dzibilchaltún, estará abierto de martes a domingo, de 8:00 a 15:00 horas.

De forma permanente, el Centro INAH Yucatán contará con una comisión de trabajadores que vigilará y dará seguimiento a los protocolos de salud, a fin de garantizar que estos se apeguen a los estándares en la materia, en términos del Acuerdo por el que se establece una estrategia para la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas, así como lo señalado en el Plan de retorno e incorporación del INAH a la nueva normalidad.

Para ingresar a las zonas arqueológicas y museos, el público deberá portar cubrebocas desde su arribo, para protección del personal que le expedirá el boleto, así como de quienes revisan los boletos en los módulos de entrada.

“No se permitirá el acceso a quienes no porten cubrebocas”, sentenció el funcionario federal.

El visitante deberá de mantener, en todo momento, una sana distancia, estableciendo una separación entre personas de al menos 1.5 metros; con excepción de los niños, que deberán estar acompañados de un adulto.

Se exhorta a los visitantes a evitar el contacto físico con barandales, puertas, señalética o superficies, así como como a portar caretas con gorra para evitar cualquier tipo de contagios.

López Calzada comentó que la apertura se realizará con un 30 por ciento de la capacidad de carga según las particularidades de cada sitio, la cual se aumentará en función del avance del semáforo epidemiológico.

La venta de boletos a las zonas arqueológicas es únicamente en taquilla. Tanto en los sitios arqueológicos como en los recintos que componen la Red de Museos del INAH se aplicarán de manera normal las tarifas y exenciones de pago.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *