//empieza aki //hasta aki

“No” a la construcción del viaducto elevado en Progreso

Por: Maribel Fuentes

Progreso, Yucatán.- Ante el anuncio durante el cuarto informe de gobierno del gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, del arranque del proyecto para construir un viaducto en la calle 82 vecinos de la zona y calles aledañas realizaron un rueda de prensa y un bloqueó para manifestar su postura negativa para la realización de la construcción.

La respuesta de los vecinos es un NO rotundo a la construcción del puente elevado, cuyos trabajos empezarían en el próximo mes de febrero, según anunció el gobernador.

Fueron más de 200 personas del puerto de Progreso, principalmente vecinos de las calles 82, 84 y 86 de la colonia centro del municipio quienes levantaron la voz durante la noche de este viernes en una rueda de prensa para manifestarse en contra de la construcción.

Durante el comunicado realizado en las instalaciones del templo “Jesús”, ubicado en la calle 35 con 82 de la zona centro de esta ciudad, los inconformes indicaron ante la prensa y decenas de vecinos, que portaban pancartas manifestando su molestia, los motivos por los cuales se niegan a aceptar la construcción de la obra, entre estos el perjuicio que las obras causarán a la ciudadanía en general durante el tiempo que dure la obra.

Resaltaron que en ningún momento han llevado una mesa de diálogo con las autoridades correspondientes para conocer el proyecto y sobre todo manifestarles su sentir, por lo que se encuentran con el temor de afectaciones y daños en sus propiedades, entre otros factores que hace que la obra sea inviable, según el criterio de los progreseños. Así mismo, indicaron que agotarían hasta el último recurso legal con el que puedan contar, a fin de evitar la construcción de no llegarse a un acuerdo satisfactorio.

Destacaron que esta situación no es ningún movimiento político, es un movimiento ciudadano de quienes temen por el patrimonio de sus viviendas, la afectación, el riesgo y el temor con el que van a vivir por el hecho que vehículos pesados pasen prácticamente por encima de sus casas.

Cómo prueba de lo que estarían dispuestos a hacer, los vecinos cerraron temporalmente, por espacio de cerca de 15 minutos, el cruce de las calles 35 por 82, ocasionando que los vehículos que circulaban en ambos sentidos tuvieran que detenerse, lo que incluía a automóviles y camiones de carga de bajaban del muelle de altura.

Posteriormente, emprendieron un recorrido hasta la calle 86 con 37, donde se mantuvieron de nuevo durante unos minutos mostrando sus pancartas y gritos de consignas que expresaban rechazo total al paso elevado en Progreso.

La obra tendrá una inversión de mil 450 millones de pesos y el titular del Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), Sergio Chan Lugo, en la presentación del proyecto señaló que los objetivos principales de esta obra son reducir el tiempo de traslado de los contenedores que se dirigen hacia el muelle fiscal, aumentar la competitividad del puerto, disminuir los costos de logística, reducir el tránsito vehicular en la ciudad costera y aminorar los costos de mantenimiento de sus principales vialidades.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.