Las predicciones de la Martina, la de los huevotes

¿Será que los astros en Motul se están alineando?

Por Una tal Xmartina

Como cada noche, la Xmartina sale al patio de casa, aquí en Motul, a acechar las estrellas para ver que mensajes le mandan. Así como la ve, la Martina tiene el don de la profecía y es bien abusada para esas cosas. Dice así ella que lo aprendió de su chichí, que a pesar de estar ya bien chuchul rebien que adivina el futuro la viejita.
Bueno, pero para que no se les haga muy largo esto que les dejo ir, se los voy a resumir. Según la Martina que la luna esté media colorada no es buena señal para algunos animales, entre ellos el zorro. Según me chismeo la xla Martina, en esta época de campañas electorales hay zorros que todo el día andan de xpingallos haciendo campaña acompañados por un titipuchal de seguidores que andan tras él, pues esperan que después de que el zorro se coma algún animal le chan deje algún huesito para lamer. ¡Qué el covid aquí, qué el covid por allá! Naaaaaaa… según ellos son inmunes así y no le va a pasar nada. A ver si es cierto y no después hay andan tosiendo y ahogándose. Lo malo es que ya ni siquiera se le les puede hacer su Bó-Kebán pa´limpiar así sus pecados.

Bueno… la cosa es que, según la Martina, es que la luna media colorada ya espantó así a las víctimas del zorro y algunas ya hasta se pusieron bravos y cuando jan ven que zorro se acerca ya casi lo apedrean hija. Según me chismea esta chiquita esto desespera mucho al zorro, porque durante mucho tiempo quiere seguir siendo el tatich de la pueblo, pero parece que esta vez ¡nada hiiiija! La cosa es que el zorro está viendo verde el asunto, a lo mejor porque ese es el color de su contrincante. Según la Martina, el verde es un color más favorecedor y con más chance de ganar, pues el rojo ya está muy quemado y es de mal augurio.
La chichí de la xla Martina también metió su cuchara y, según ella, que pudo ver junto al verde a un chelito de color azul, pero no esta muy segura pues las cataratas en sus ojos no la dejan ver muy bien. ¿Será así verdá?

Bueno, pues en lo que les dejaba ir mi larga columna editorial la Martina ya terminó de guisar unos huevos motuleños… ¡Má, pero están grandes hiiija! Deben ser de pava porque están nojoches esos huevos de la Martina.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *