Las embarazadas no se deben rascar durante el eclipse

Creencias ancestrales mayas señalan que las embarazadas no deben rascarse durante el eclipse de luna, el bebé en espera nacerá con una ““chívala a Luna”.
Por Alondra Chan
Nuestros ancestros mayas de Yucatán han cuidado a sus mujeres embarazadas para evitar que sus niños nazcan marcados.

En algunos pueblos de Yucatán aún advierten a mujeres embarazadas tener cuidado y evitar rascarse alguna parte de su cuerpo y así evitar no dejarle una marca en la piel a sus bebés, misma que sería evidente cuando nazcan y llevarían a lo largo de su vida justo en la parte del cuerpo en la que su mamá se rascó.

Otros le llaman mordida de Luna, “Chi’i Bal Uj”, hoy conocida como “chívala a Luna”, la marca en la piel generalmente es de color negro pues se producen en la noche durante el eclipse lunar.

La creencia proviene de esa relación que los mayas entendían y explicaban, respecto de la luna con lo que sucede en la tierra. Incluso, se dice que cuando hay eclipses el líquido amniótico en el vientre de las embarazadas se mueve particularmente, provoca que los bebés queden más cercanos a la piel de la madre y produzcan la comezón en el cuerpo de ella.

Personas mayores recomiendan a las futuras madres, no rascarse este viernes 19 entre la 12:02 y 4:47 de la mañana debido al eclipse de luna llamado el más largo del siglo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.