Gaspar Polanco reconoce oficialmente hechos ilícitos cometidos por Freddy Ruz y los exregidores

Sin embargo, “Venturita” no se compromete ni da indicios de querer investigar y fincar responsabilidades legales ante esos posibles hechos de corrupción, en consecuencia a sus compromisos de campaña.

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

La sesión extraordinaria de cabildo que se llevó al cabo al mediodía de hoy no fue más que una farsa. Está faramalla de sesión no es más que un intento de “Venturita” de hacer como que hace, para no hacer nada. Un show mediático para calmar las aguas podridas de unos hechos que deben ser investigados, toda vez que tienen todo el tufo apestoso de ser presuntos delitos penales cometidos por el cabildo de la administración pasada. Un burdo intento de querer exonerar, de una vez por todas, a Freddy Ruz y a su cabildo de cualquier culpabilidad legal.

“Echar para atrás” lo que hicieron Freddy Ruz y sus secuaces mediante la invalidación de esas donaciones ilegales no cambia en nada la situación jurídica en la que esos terrenos estaban ayer. Recordemos que todo acto de autoridad debe estar motivado y fundamentado, es precisamente esa falta de motivación y fundamentación por lo que, en automático, esas donaciones de terrenos quedan sin valor legal y es la razón por la cual ninguno de los notarios contratados por los beneficiarios pudo inscribir los predios fraccionados en el registro público de la propiedad.

Sin embargo, de esta sesión extraordinaria de cabildo organizada por “Venturita” sale algo muy positivo: el reconocimiento oficial, por parte del mismo alcalde, que se cometió una ilegalidad, tal y cómo yo lo venía argumentando desde el principio.

Seamos claros Gaspar, no es lo mismo una ilegalidad que un error. Un error se enmienda, y ustedes sesionaron no para corregir un error, sino para declarar ilegal lo hecho por Ruz Guzmán y su excabildo. Dicho esto, tú, Gaspar Ventura, y tus regidores hoy no restablecieron de ninguna manera el estado de derecho que debe prevalecer y que tú, como autoridad, estás obligado a cumplir y hacer cumplir. ¿No así lo juramentaste? De ninguna manera podemos aceptar el argumento, o que se nos quiera hacer creer, que un cabildo con casi tres años de experiencia en el cargo y con, al menos, dos integrantes que se ostentan como licenciados en derecho, hayan votado a favor de esas donaciones sin conocer el artículo 156 de la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán. ¿Tres años de marqueses y no sabían ni mover el abanico?

“Venturita”, si ya reconociste que hay una ilegalidad, es tu deber legal fincar responsabilidades de acuerdo al Código Penal de nuestro estado. Yo estoy de acuerdo que debe prevalecer la presunción de inocencia, pero aquí también existe la presunción de un delito que consistiría en la confabulación de un grupo de servidores públicos para llevar al cabo un hecho ilegal con conocimiento y causa. Y de ninguna manera podemos aceptar que sólo fue un intento, pues el presunto delito se consumó desde el momento en que todos, incluyendo a los abogados, firmaron por unanimidad dos actas para “hacer legal” algo ilegal, cómo tú mismo lo reconociste.

Quiero recordarte, Gaspar, y también a los umanenses, que el director general de Editorial Tu Espacio del Sureste, un servidor y nuestro asesor jurídico ya estamos trabajando para conformar un expediente con las pruebas necesarias para interponer una denuncia penal en contra de todos los responsables de estos actos que ahora nos ocupan. Y eso no sólo incluye al cabildo pasado que aprobó esas actas para consumar esa ilegalidad, sino también a quienes se convierten en cómplices por omisión. Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *