Escasea el rabano

Progreso.- Los progreseños, igual al resto de los mexicanos, salieron de compras los días 15 y 16 de septiembre, pues por tradición en estas fiestas patrias, es necesario que como una de las comidas principales sea el pozole el invitado especial.

Maíz pozolero, rábanos, lechuga romana, chile poblano, granada, nuez de castilla pelada, tomate verde, chile verde serrano y una gran variedad de productos son los que la central de abasto contaba desde hace unos días para preparar platillos mexicanos y celebrar durante las fechas septembrinas.

“Todos los días, pero más durante estas fechas, hay lo necesario para preparar platillos tradicionales y preservar nuestras tradiciones gastronómicas, pero con precios más económicos”, indicó la comerciantes del mercado Ana Vicenta Pech.

Ejemplo de ello es el maíz pozolero, que se comercializa descabezado, precocido y envasado en bolsas de un kilo con un valor que va de los $10.00 a los $15.00 pesos; el rábano, largo y redondo, cuyo manojo se vende a $20, el cual pesa de kilo y medio a dos kilos; y la lechuga, que oscila entre los $10.00 y $15.00.

El chile poblano, que tiene un precio de $20.00 a $25.00 pesos el kilo, y por caja a $260.00 a $420.00.
Lo que sí es un hecho es que en pocos días en la central de abastos de Mérida el rábano se gastó, de tal modo que solo lo que quedaba de la antigua mercancía se ofrecía a 20 pesos el atado y la caja llegó a un precio de 350 pesos, lo que muchos de aquí consideramos elevado y por eso los progreseños comieron pozole sin rábanos, explicó la marchante.

También en pocas horas escaseó la lechuga romanita y en los supermercados se agotaron las bolsas de tostadas y totopos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *