En Motul le roban su soguilla a una policía municipal cuando dormía mientras hacía su guardia

Por El Observador Motuleño

Otra de policías en la ciudad de Motul, desafortunadamente con esta noticia se cierra el año en la corporación policiaca que cada día está peor ante la falta de interés que presta el jefe policiaco Pablo Pech. Según la información que nos hicieron llegar, fue que la noche de Navidad (25 de diciembre) un elemento de la policía municipal que hacía guardia en los bajos del palacio municipal, fue víctima de robo al quedarse dormida en guardia, una soguilla de oro que tenía puesto al cuello le fue robada. ¡Qué barbaridad: una policía le roban y en su propia comandancia!

Lo cierto es que por uno pagan todos: según la mujer policía víctima del robo, la soguilla fue un regalo que le hicieron la noche del 24 de diciembre, pero al quedarse dormida en plena guardia no sintió que se la quiten.

La oficial Cruci, como es conocida, señaló que al despertar se dio cuenta que ya no traía la soguilla por lo que dio aviso a sus compañeros.

Fuentes muy cercanas a la policía municipal señalan que otro elemento se encuentra detenido desde el día 25 de diciembre por la posible culpabilidad.

También señalan que Jesús Gilberto Chalé Canul, “Cuco”, fue obligado a confesarse culpable por el comandante Jimy Orlando Pech Ku.

Oficiales cansados de tanta arbitrariedad nos hicieron llegar esta queja y alegan que a “Cuco” fue golpeado por sus propios compañeros para que se declare culpable.

Lo último que se sabe es que cerca de las 7:30 de la noche de este 26 de diciembre “Cuco” le dijo a su comandante que lo llevarán al centro para que mostrará donde guardo la soguilla robada, pero al ver qué podía escapar lo intento pero fue detenido nuevamente y remitido al bote, compañeros inconformes con este acto temen por la integridad de su compañero, pues escucharon que digan “Cuco, no te bastó con la calentadita que te dimos, ahora te va tocar una más fuerte, hasta que digas donde está la soguilla de Cruci”

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *