//empieza aki //hasta aki

En Mérida, nubes impidieron la totalidad del eclipse de Luna

Las nubes impidieron, al menos en Mérida, la observación de la fase total del tan esperando primer eclipse de Luna de 2021, sin embargo, los efectos visuales de la superluna fueron notables a partir de los primeros minutos de hoy.

De igual forma, el fenómeno natural llamó tanto la atención, que a través de las redes sociales, se registraron conferencia simultáneas conformes se desarrollaba el fenómeno natural, en las cuales se explicaron diversos conceptos de astronomía.

El doble fenómeno lunar se observó en numerosos países del mundo, y México no fue la excepción, pero las condiciones meteorológicas lo impidieron, al menos en Yucatán, tanto en los primeros minutos de su salida por el horizonte, como durante la puesta.

Ayer, Selene estaba en Ofiuco, y para Mérida, apareció por el horizonte a las 20:08 horas, sin embargo, las nubes impidieron su observación, durante poco más de una hora, y de manera paulatina, las condiciones del cielo empezaron a mejorar.

A partir de las 10 de la noche, eran tenues las nubles y hasta poco antes de la medianoche, el cielo estaba completamente despejado, por lo que la superluna empezaba a verse a plenitud, con el aparente crecimiento del astro, y una mayor brillantez visual, la cual, por ciertos momentos provocaba mareos.

Hoy, a las 1:53 horas, ocurrió el perigeo, el punto más cercano a la Tierra, por lo que la Luna estuvo a 357 mil 297 kilómetros de nosotros, y el plenilunio fue a las 6:14 horas.

De acuerdo con el astrónomo yucateco Eddie Ariel Salazar Gamboa, el diámetro lineal de la Luna no varió pero desde el punto de vista óptico aumentó en cerca del 10 por ciento, pues en un plenilunio normal tiene un diámetro angular de 30 minutos de arco, y en este día fue de 33.5.

La madrugada se mantuvo despejada, por lo que cuando la Luna entró al cono de penumbra, la intensidad de la luz empezó a disminuir.

La parcialidad inició a las 4:44 horas, y se observó a plenitud durante toda la fase, aunque muchos meridanos lo dejaron de observar, ya que conforme la Luna se acercaba al horizonte era tapada por las casas y/o los árboles.

Desafortunadamente, a partir de las seis de la madrugada, “una franja de nubes ocultó la Luna, justo en el momento de la totalidad del eclipse”, comentó el fotógrafo Alex Medina.

La totalidad del eclipse de Luna inició a las 6:11 horas y concluyó a las 6:25 horas, por lo que lo que el máximo fue a las 6:18 horas, pero desafortunadamente, no se observó, al menos en Mérida.

Tampoco se apreció el inicio de la segunda fase de parcialidad del fenómeno, tanto por las nubes, además que el astro se ocultó, y el Sol apareció a las 6:17 horas.

Salazar Gamboa anunció que el próximo eclipse de Luna será el 19 de noviembre, sólo que parcial.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.