//empieza aki //hasta aki

En el Día de la Madre tiene encomendado a sus hijos; no tienen para comer

Su nombre es Celmy del Carmen Yam, vecina de la colonia la Huayita en Tizimín, Yucatán, todos podrían pensar que casos como estos solo son historias que ocurren en otros lugares, sin embargo, son reales y están en el patio trasero de esta ciudad.

Muchas de las familias que habitan en las periferias de la ciudad tienen una historia que contar, en su mayoría tristes, tal es el caso de doña Celmy.

Esta mujer se suma a muchos de los casos, donde las familias son separadas por la crisis al no poder darle a sus hijos el alimento diario, desde el principio de la contingencia por el COVID19 tuvo que encomendar a sus hijos con una de sus hermanas debido a que su esposo no tiene empleo y no tienen para comer.

Doña Celmy tiene dos gemelos quienes, por el momento, viven en casa de su hermana la cual los apoya con un poco de comida diario. La suerte no les ha favorecido, el trabajo no hay y la contingencia ha provocado que terminen en el peor momento de sus vidas.

A pesar de la situación a diario buscan, en primer lugar, como alimentarse y llevar lo que puedan para ayudar a la hermana que los ayuda con sus hijos.

La impotencia es notoria, porque, aunque pidan ayuda la mayoría de la gente está en las mismas circunstancias, pedir ayuda al municipio difícilmente llegaría porque no son conocidos por estar en la política y lo único que les queda es cautivar algún corazón bondadoso de la sociedad, de esos que, aunque estén en tiempo difícil siempre buscan manera de ayudar.

Celmy del Carmen habita en la calle 22 x 33, en la curva de la Huayita.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.