El director de comunicación social de Umán le parte de manera anticipada su rosca al alcalde

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

De verdad que uno no puede tomarse unos días de vacaciones sin que gente de palacio municipal de Umán cometa una imbecilidad y, además, la haga pública. Esta vez el turno fue del director de comunicación social, Omar Xool, quien, a través de una página de su creación y parapetado detrás de la cobardía de un bot, en una demostración más de inutilidad sale a quemar a Gaspar Ventura.

Omar Xool no solo no hace bien su trabajo en las páginas oficiales del ayuntamiento, en las cuales se publica barbaridad y media, y mucho menos cuida lo que “Venturita” declara en sus entrevistas para ahora crearle más problemas.

Que le explique Xool al presidente municipal ¿en qué cabeza cabe acusar públicamente al alcalde de haber negociado, en lo oscurito, con un medio de comunicación para que esta calle mediante pagos provenientes de erario público? Si Omar tuviese dos dedos de frente y pensara tan solo un poquito se daría cuenta que acusar al medio de comunicación de recibir dinero público es aceptar que hay un presidente municipal que lo paga. A eso se le llama corrupción. ¡Para que necesita Gaspar Cisneros un medio de comunicación como enemigo si el más cabrón, por pendejo, lo tiene en casa!

Los editoriales en los que he analizado la situación de Umán siempre han sido bien sustentados y fundamentados. Siempre he dado la cara firmándolos con mi nombre y no bajo la cobardía de un seudónimo. Y esta casa editorial siempre me ha respaldado publicándolos sin cortes ni censura.

Si Omar Xool considera que mis críticas tienen como propósito el chantaje, su trabajo es desmentirme con argumentos sustentados, no quemar públicamente a su presidente municipal de callarnos a base de billete.
Ahora bien, si tan seguro está Xool que “Venturita” desvía recursos públicos para callarnos ¿podemos asumir, dentro de esa lógica, que también lo hace con otros medios de comunicación y reporteros locales?

Omar debe tener mucho cuidado con lo que afirma, pues ese tipo de declaraciones al único que deja mal parado es al alcalde, pues cada escupitajo que Xool lanza hacia arriba al único que le cae en la cara es a “Venturita”. Cómo dice el dicho “¡Si es así, no me ayudes compadre!”
Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.