Depredadores sexuales en TikTok ponen a adolescentes Yucatecos en peligro

¡Atención padres de familia!

Por Alexa Pérez

Con la nueva modalidad escolar de las clases en línea, la mayoría de los adolescentes entre 11 y 15 años tienen un celular propio o al alcance de la mano. Sin embargo, muchas veces estos jovencitos no cuentan con la supervisión de sus padres debido a que en muchos de los hogares ambos padres trabajan y el adolescente se queda solo en casa, por lo que se vuelven más vulnerables que otros jóvenes y peor aún si descargan “apps” como TikTok, Snapchat e Instagram.

Tal es el caso de una adolescente en el municipio de Kanasín quien, a pesar de la supervisión de sus padres, optó por descargar la aplicación de TikTok con la excusa de combatir el aburrimiento producto de la pandemia del Covid -19, y estuvo a punto de caer en las garras de una red de trata de personas.

Recordemos que TikTok es la plataforma social donde están de moda los artistas de origen asiático, como el famoso grupo BTS, de ahí la gran cantidad de adolescentes que utilizan esta aplicación. Esta situación es aprovechada por las bandas criminales dedicadas a la trata de personas, los pederastas, secuestradores y narcotraficantes.

El modus operandi de la banda es cuestión es utilizar la imagen de esta famosa banda coreana, para atraer a los chicos y chicas, a quienes les invitan a agregarse a grupos de WhatsApp.
Ya en los grupos de WhatsApp:
1.-Eligen las presas al azar.
2.-Usan fotos de chicas que se roban de diversas cuentas de Facebook.
3.-Comienzan por estudiar los perfiles para seleccionar a los usuarios que lucen más ingenuos hasta que logran que la víctima acepte una conversación en un chat personal.
4.- Se hacen pasar por chicas de otros países como Argentina, Chile y Perú, aunque detrás el verdadero interlocutor es un hombre o una mujer mayor de 40 años.
Estos depredadores comienzan a jugar con los sentimientos de las jovencitas usando palabras como: “No estás sola, me tienes a mí”, “Yo siempre voy a estar para ti”, “Eres la mejor”, “Eres mi mejor amiga”, etc.

Estos mercaderes ladinos buscan platicar a todas horas con las víctimas, hasta que llega un momento que, en cuestión de menos de una semana, comienzan a influir en el comportamiento del adolescente, sea hombre o mujer, ocasionando que comiencen a mentir, a rebelarse e incluso a chantajear a los padres. Pero el foco rojo es cuando los enganchadores comienzan a solicitar fotografías personales e intimas y las conversaciones suben de tono, entonces te das cuenta de que la conversación no es de niñas y te preguntas ¿Que pasa aquí?

Afortunadamente la tecnología nos permite localizar de donde provienen las llamadas de dichos bandidos, que por lo regular son de Chiapas, Veracruz, Sonora y Sinaloa. La solución está en bloquear a las personas desconocidas, poner restricciones en el teléfono y bloquear las aplicaciones que son para mayores de edad.

Padres de familia, como recomendación revisen cada 3 horas todas las actividades de sus hijos adolescente en celulares, computadoras o tabletas. Platiquen una vez al día con ellos, no los dejen mucho tiempo solos encerrados en una habitación. Abrácenlos y díganles lo importante que son para ustedes.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *