//empieza aki //hasta aki

Delegación del Issste, bomba de tiempo epidemiológica

En una bomba de tiempo epidemiológica se ha convertido la delegación del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), a consecuencia de la desidia de su titular, José Luis Peniche Patrón, pues entre sus trabajadores ya hay dos empleados infectados, cuya labor fue de contacto directo con el personal que ahí labora así como de atención al público.

Por ende, numerosos empleados de así como derechohabientes corren riesgo de infección por coronavirus Covid-19, tras confirmar que dos trabajadores resultaron positivos a la pandemia.

Personal de esta dependencia federal reprobaron la desidia del encargado de la oficia de la delegación Yucatán, José Luis Peniche Patrón, a quien responsabilizan de que la institución sea un foco de infección tras la detección de dos casos confirmados.

La problemática se complicó debido a la actitud del funcionario, quien hizo caso omiso a las recomendaciones para la entrega de préstamos, por lo que al inmueble acudieron personas infectadas y el personal que ahí labora carece del equipo necesario para evitar la infección.

Tras la confirmación de ambos casos, hoy, el funcionario federal ordenó limitar totalmente el acceso a la delegación e incluso, optó por mandar a sus respectivos domicilios a la mayoría del personal, para evitar la propagación de la patología, en tanto presentan los respectivos síntomas de contagio.

Ante los hechos ocurridos, hoy, poco después del mediodía, la secretaria general del Issste, Martha Ivonne Solís Lugo, sostuvo una reunión privada con Peniche Patrón, ya que los agremiados le manifestaron su preocupación.

De acuerdo con los trabajadores de la delegación, el funcionario federal aún no les entrega el material de prevención correspondiente, como son cubrebocas y sanitizantes.

Mucho menos cuentan con una pistola para medir la temperatura de las personas que desean ingresar al inmueble, por lo que la semana pasada, durante el pago de los préstamos no se respetaron las medidas correspondientes a la Jornada Nacional de Sana Distancia por Covid-19.

Incluso, acudieron personas infectadas, entre ellas, un familiar de Peniche Patrón, quien de manera prepotente exigía “una atención preferencial”, y al final, al personal se le ordenó dar lo que pedía.

Durante un recorrido por la delegación, se observó que habían comunicados en los cuales se informaba que se posponían todas las citas previstas para esta semana.

Al mismo tiempo, el guardia de seguridad limitó el acceso a las personas que ingresaba, al mismo tiempo informó que sólo unas cuantas personas estaban laborando en el inmueble.

Las personas que acudían a sus respectivas citas se mostraron visiblemente enojados, ya que en ningún momento se le notificó del repentino cambio y mucho menos se les dio una explicación.

Aunque se pretendió entrevistar a Peniche Patrón, se informó que no estaba en el inmueble y que a nadie podía atender, aunque cerca de las 13 horas, el funcionario sostuvo una reunión privada con la líder sindical del Issste.

Asimismo, Peniche Patrón ordenó al personal a no divulgar que dos trabajadores resultaron positivos a la pandemia, y los cuales tuvieron contacto con buena parte del personal que ahí labora así como con los derechohabientes.

A pesar de la problemática, hasta las 13 horas aún no se efectuaban labores de sanitización en el interior del inmueble, ubicado en la colonia Itzimná.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.