Cristian “Tornado”, Freddy Ruz Guzmán y Baltazar Ayala: tercia de gandallas

Por Daniel C. Canul

Se vuelve a escuchar el nombre de Cristian “Tornado”… pero no para bien, sino para todo lo contrario, ya que abusando de las influencias que tiene gracias al alcalde de Umán, el panista Freddy Ruz Guzmán, desalojó de manera prepotente del lugar de venta a una vendedora de jugos en un paradero de mototaxistas de Itzincab, Umán.

Lo que sucedió es que Tornado le pidió a su compadre, el alcalde de Umán, que le quite el lugar de venta a una vendedora, ya que a él se le ocurrió vender el mismo producto y se le hizo fácil ocupar el espacio de la señora, la cual lleva varios años vendiendo en ese sitio.

Luego Baltazar Ayala, a orden de Ruz Guzmán, retiró a la señora del sitio con la poco humilde justificación de: “son órdenes de Freddy”. Una vez más, el director de mercados de Umán demuestra que vive bajo el chasquido de los dedos del alcalde y Tornado exhibe la prepotencia que siempre ha caracterizado a esta administración.

A Tornado parece que no le basta con lograr que los habitantes del fraccionamiento Piedra de Agua le tengan como un ladrón por el robo de despensas que él orquestó junto con el primer edil umanense. Esos apoyos alimentarios eran destinados para las familias de Itzincab y el fraccionamiento citado. Y no le preocupa porque que el ladrón de despensas ha tenido la protección del alcalde de Umán en sus dos administraciones y entre los dos se han encargado de robarle a la gente con negocios sucios. Tornado por mucho tiempo tuvo el control de todos los eventos realizados en la zona y él se encargaba de la venta de cerveza. Así también cobraba el piso a los tianguistas.

Usted se preguntará ¿Cristian es alguna autoridad? La respuesta es no, lo único que este sujeto tiene, es el compadrazgo con Freddy. Razón suficiente para que se siente amo y señor de Itzincab y Piedra de Agua.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *