Clausuraron la gasera de Dzidzantún

Tratan de ocultar que vendían litros incompletos.

Clausuran la estación de carburación de la gasera Kukulcán en Dzidzantún, propiedad de uno de los hermanos del alcalde Ismael Aguilar, pero estos taparon los sellos con bolas de nailon negra para no ser evidenciados que presuntamente vendían kilos incompletos.

Según clientes que estaban en la gasera llenando su tanque de gas LP el pasado jueves 31 de marzo, dijeron que inspectores llagaron a la estación de carburación y clausuraron las bombas con sellos, presuntamente porque no estaban completos los litros de gas LP que se vendían. “A los tanques de gas se les metía más aire comprimido que producto”, explicaron los inspectores.

Después que los inspectores se retiraron del lugar, personal de la gasera cubrió con bolsas negras los sellos de clausura para evitar que los clientes se enteraran, de la misma manera colocaron varios blocks en la entrada para impedir el paso a la clientela, aseguró un cliente.

Esta mañana un consumidor dijo que llegó cargar su tanque de gas LP, pero se encontró con la desagradable sorpresa que la entrada de la gasera Kukulcán estaba bloqueada y sin operar debido a que no ha podido ponerse al corriente con su situación legal. Un empleado del establecimiento dijo que no sabe hasta cuándo volverían a abrir.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.