Chichén Itzá estaría fuera de reapertura de zonas arqueológicas

Al menos Yucatán quedaría fuera del inicio de la reapertura escalonada de las zonas arqueológicas, previsto para el próximo 7 de septiembre, debido a la carencia de personal, ya que el 80 por ciento de los trabajadores pertenecen al grupo vulnerable de Covid-19, informó el secretario general de la sección estatal del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, Daniel Enrique Vega Cepeda.

Asimismo, consideró de necesario el reinicio de las actividades turísticas pero ante todo se debe de cuidar la salud del personal así como de los visitantes ya que el nuevo coronavirus es una mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación.

“La reapertura se debe de dar siempre y cuando el Semáforo de Riesgo Epidemiológico por Covid-19, tanto estatal como federal, coincidan en amarillo”, acotó durante la entrevista telefónica concedida.

Añadió que el pasado martes 26, la titular de la Secretaría de Cultura Alejandra Fraustro Guerrero, anunció la reapertura de los museos y zonas arqueológicas, previsto para el próximo 7 de septiembre, y en el caso de Yucatán, sería Chichén Itzá.

Tan sólo en la entidad hay 17 zonas arqueológicas abiertas al público así como el Museo de Antropología “Palacio Cantón” y la Pinacoteca de Mérida “Juan Gamboa Guzmán”, donde laboran cerca de 500 trabajadores de la dependencia federal.

El dirigente gremial explicó que hasta el momento “solo en Chichén (Itzá) y en Palacio (Cantón) ha habido acercamiento de protocolos por parte de las autoridades, por lo que en el resto de zonas, nada de nada”.

Indicó que todo parece indicar que las autoridades se olvidaron, de nueva cuenta, de los trabajadores, pues al menos en Yucatán, el 80 por ciento pertenece al grupo vulnerable de Covid-19, los cuales, de acuerdo con el decreto federal, se reincorporarán a su centro laboral a partir del 1 de octubre próximo.

Cuatro de cada cinco trabajadores son longevos o tienen alguna enfermedad crónico-degenerativa, acotó.

Vega Cepeda aseveró que hasta hoy no hay documento oficial que avale la reapertura de los sitios, a partir del próximo 7 de septiembre, y mucho menos “no han dotado de capacitación a los trabajadores y no existen protocolos específicos para cada zona arqueológica”.

Finalmente, aseveró que a lo largo de estos cinco meses en que han estado cerrado los sitios prehispánicos, “las obras de mantenimiento han continuado, nunca se ha dejado de trabajar”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *